jueves, 22 de febrero de 2018

UNA PORTUGALUJA LA PRIMERA MUJER MEDICA DE BIZKAIA: TICIANA ITURRI LANDAJO



Tras haber confeccionado el nº 24 de Cuadernos Portugalujos dedicado a las mujeres portugalujas, en el que no figura ninguna médica, se han puesto en contacto con Roberto Hernández Gallejones, las portugalujas Begoña Villanueva y Begoña Madarieta, que están preparando una ponencia para un Congreso en verano sobre la figura de Ticiana Iturri Landajo, de la que nos ofrecerán su contenido con posterioridad, remitiéndonos mientras tanto al trabajo de Juan Gondra Rezola, publicado por el Colegio de Médicos de Bizkaia el año pasado, titulado Bizkaiko lehenak: médicas que abrieron caminos, quien nos descubre que la primera mujer colegiada en el Colegio de Médicos de Bizkaia, en el año 1932, Especialista en Obstetricia y Ginecología fue la citada Ticiana Iturri Landajo, Doctora en Medicina, nacida en Portugalete el 14 de julio de 1904.
El trabajo que se puede leer en internet, y que también lo recogió en el periódico Bilbao, nos descubre a esta mujer que nació en la calle del Medio, al igual que lo hicieron otros de sus hermanos, en el domicilio de la familia de su madre Ticiana Landajo Ugalde, que tenían tienda de telas. Su padre Juan de Iturri y Astorquiza de Gamiz, había estudiado contabilidad y comercio y trabajaba para la familia Salazar en sus negocios mineros.
Era todavía pequeña cuando a su padre le encomendaron la gestión de una mina en Lora del Rio por lo que se trasladaron a esta localidad sevillana y luego a su capital.
Ticiana estudió el bachillerato en Sevilla continuando en Madrid con los estudios de Medicina y al acabarlos se formó como especialista abriendo consulta al mismo tiempo que trabajaba en la Escuela Nacional de Puericultura, para realizar la tesis doctoral y preparar las oposiciones para maternóloga del Estado. Superadas estas y el doctorado, con la defensa de su tesis “Acción de algunos galactogogos” que fue calificada con un sobresaliente, obtuvo el destino en Bilbao, en la Dirección Provincial de Sanidad.
Establecida aquí con su consulta, fundó una clínica en Begoña para asistir a partos y a enfermas de su especialidad, compaginando el ejercicio de su vida profesional con la divulgación de sus conocimientos de higiene y maternología mediante artículos, conferencias y congresos. Tuvo una relación estrecha con “Emakume Abertzale Batza” y formó parte del profesorado de la escuela de enfermería organizada en el Centro Vasco de la calle Bidebarrieta, de Bilbao. Se distinguió por su defensa de los derechos de las madres solteras.
Tuvo que superar la desconfianza de sus colegas. En 1935 el Colegio de Médicos de Bizkaia recibió una denuncia del director de la Casa de Maternidad, diciendo que una comadrona ejercía como médica; parece que no podía creer que una mujer fuera médica, porque siguió en su postura tras las aclaraciones verificadas por el Colegio. La Junta Directiva respaldó su solvencia y reprendió al denunciante. Pero no fue el único en dudar de ella, la cerrazón de algunos médicos bilbaínos que veían con muy malos ojos la irrupción de una mujer en un reino de hombres, les llevó a extender el rumor de que para atender a los partos y a las operaciones complicadas, Ticiana llamaba a un colega que tenía su consultorio en su vecindad y acudía allí “a escondidas”. Según quienes la conocieron, era una buena especialista y los rumores eran completamente falsos además de rastreros.
La guerra civil cortó su trayectoria feminista. Su hermana Miren, maestra de Ortuella, había marchado a la Gran Bretaña como andereño de los niños evacuados de Bilbao y a su regreso fue depurada y castigada a no poder ejercer en las “Provincias Vascongadas” ni en las limítrofes. Marchó a un pequeño pueblo de Cuenca, donde permaneció durante dos años, mientras realizaba los estudios para practicante. Después de obtener el título, regresó a Bilbao para trabajar con Ticiana. Durante veinte años las dos hermanas vivieron juntas en el Arenal bilbaíno.
Ticiana continuaba trabajando como maternóloga del Estado destinada a la Escuela de Puericultura y Maternología de Bilbao, en la Jefatura Provincial de Sanidad, donde seguía en el año 1962 y donde realizó durante años una gran labor de divulgación de la higiene maternoinfantil entre médicos, profesionales de enfermería y auxiliares. También trabajó como especialista en Ginecología para el Seguro Obligatorio de Enfermedad, en el que obtuvo una plaza de esta especialidad en Bilbao en el año 1955.
Fue miembro activo de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao, colaboradora de su revista Gaceta Médica, y participó en congresos de su especialidad en España y en el extranjero. Manifestó una sensibilidad especial hacia algunas actividades de su especialidad que no solían preocupar tanto a sus colegas varones: averiguar las causas y buscar tratamientos para el aborto de repetición y para las dificultades en la lactancia materna.
Hacia 1960 tuvo dos desgracias seguidas que le impactaron. Primero, el fallecimiento de su madre, Ticiana Landajo, y después el accidente cerebrovascular sufrido por su hermana Miren, que le dejó inválida por hemipléjica. Pocos años después enfermó ella también y tuvo que afrontar una penosa enfermedad que le incapacitaba en temporadas para el trabajo, durante las que era sustituida por otra de las primeras tocoginecólogas vizcaínas, Mª Mercedes Ateca, que fue también la que siguió con su consulta cuando Ticiana falleció el 5 de marzo de 1969, cuando aún no había cumplido los 65 años de edad, siendo trasladados sus restos al panteón familiar de Pando.
En reconocimiento a su persona, el Colegio de Médicos de Bizkaia bautizó con su nombre las salas "Iturri", sitas en la 4ª planta de su sede.

miércoles, 21 de febrero de 2018

EL Nº 24 DE CUADERNOS PORTUGALUJOS EN LA IMPRENTA




El siguiente número de Cuadernos Portugalujos ya está en la imprenta por lo que aprovechamos para anunciar su próxima aparición.

Según se aprecia en la portada que presentamos, este ejemplar está dedicado a la historia de la mujer portugaluja, y en su índice recogemos los apartados siguientes:
Mujeres en la administración local. Empleadas del Ayuntamiento.
Las primeras mujeres concejalas. Fernanda Carranza y Carmen López Bedia.
La enseñanza como salida de la mujer. Las maestras portugalujas.
Mujeres en la sanidad. Matronas, enfermeras, boticarias.
Mujeres volcadas en los demás. Las benefactoras.
Literatura, arte y música. Leonor Tejada, Mari Dapena, Begoña Benot y Conchita Balparda.
Marta Beobide y María “la de Vicente”. La gastronomía portugaluja.
La guerra civil. Mujeres en la retaguardia y en el exilio.
Madre volcada en sus hijas. Martina “la colchonera”.
Referentes de la saga “navarrillas”. Mª Soledad Moral y su hija Mari Gutiérrez.
La portugaluja de El Dedal. Paulita Marín.
Ejemplo de humanidad. Julia Palacio Pereda “la tocinera”.

Confeccionado siguiendo los deseos del Área de Igualdad municipal, será presentado al público en el Centro Cultural Santa Clara el día 8 de marzo.

Como es norma en nuestras publicaciones se presenta profusamente ilustrada, recogiendo a través de fotografías de mujeres la vida de la Villa en el siglo XX. Bajo estas líneas sus páginas centrales.



martes, 20 de febrero de 2018

LOS BUSTOS DE RODRIGUEZ DE LA FUENTE EN PORTUGALETE




Al redactar la entrada sobre el mini-zoo en que se convirtió el Parque del Dr. Areilza en la década de los setenta, tuvimos que dejar en el tintero por falta de espacio hablar sobre la colocación del busto en memoria de Félix Rodriguez de la Fuente “el amigo de los animales”, tras su trágica muerte acaecida el 14 de marzo de 1980 en Shaktoolik (Alaska), día en el que cumplía 52años.

Según leemos en la reseña de La Gaceta del Norte del 26 de Julio de 1981, el día de Santiago durante la Exposición Canina organizada por la Sociedad Lora Barri en el parque del Dr. Areilza, se celebró también el II Concurso Canino Félix Rodriguez de la Fuente para ejemplares sin pedigrí, que habían instituido el año anterior en memoria de Félix y se aprovechó el momento para hacer público el busto que por iniciativa exclusiva de la citada sociedad, había conseguido reunir por suscripción popular el importe de la talla (125.000 ptas.). Quedó instalado en el pequeño estanque situado en la parte inferior de la fuente.

Transcribimos parte del artículo: “El momento más emocionante de la jornada fue el homenaje de recuerdo y la inauguración de un busto a Félix Rodriguez de la Fuente, al cual asistieron la viuda, Marcelle Permentier y una de las hijas del desaparecido doctor, que junto con el alcalde de Portugalete y el Sr. Olaizola, de la Consejería del Gobierno Vasco, así como distintos representantes de los Ayuntamientos de la margen izquierda, procedieron a retirar unas ramas que ocultaban el busto, dejándolo así en exposición permanente. La citada obra de bronce está esculpida por Jesús Torre, autor de Las Arenas, y representa un busto de Félix con un halcón peregrino sobre su pecho, el primer contacto de Félix con la Naturaleza y su gran pasión.

Entre las palabras que la viuda y el emocionado alcalde de Portugalete (Doroteo Pinedo) dirigieron a los asistentes que se agolpaban a su alrededor, se destacó la lección a todos los niños de Portugalete para que sigan el ejemplo de amor de Félix por la Naturaleza”.

La historia del busto no quedó ahí, ya que los directivos del Lora Barri reclamaron al escultor el positivo en escayola, pues lo consideraban parte del encargo, pero Torre exigió 25.000 ptas. más, que no estuvieron dispuestos a pagar.

Hay que tener en cuenta que, de la pieza esculpida en barro se hace un primer negativo en escayola o en latex y de este molde se obtiene un positivo, normalmente en escayola, que servirá a la fundición para realizar el molde en cera y el refractario en el que se verterá el bronce.

El busto de bronce, que es hueco en la parte de la espalda y en el interior de la cabeza, había sido fundido en la empresa madrileña CODINA ESCULTURA, según muestra el sello en su parte posterior, abandonó el parque del Dr. Areilza hacia 1990, al trasladar la Sociedad Lora Barri sus certámenes de perros y pájaros cantores al Parque de La Florida, donde ha celebrado el año pasado la 52ª Exposición Canina y 38ª Internacional. Su pedestal y placa son diferentes. La original decía: “A la memoria de Félix Rodríguez de la Fuente. Portugalete 25-7-81” y la actual: “Portugalete a Félix Rodríguez de la Fuente. 25 – VII – 1981”.

La pieza en escayola citada o quién sabe si una copia de la misma que tendría el autor, “fue donada por Torre” tras solicitársela la Sociedad Recreativa Burgalesa de la villa portugaluja, dado que según nos cuentan ellos, “estaba muy vinculado al centro”. Fue inaugurada durante la presidencia de Teófilo Hernando, el 29 de Junio de 1989 con la presencia del doctor Moisés Lezcano, antiguo compañero de estudios de Félix. Le habían aplicado una mano de pintura para imitar bronce y allí sigue presidiendo el salón-comedor con la siguiente leyenda en una placa: “Nació en Poza de la Sal, y el cierzo arrugó su frente, Este hombre original, fue Rodríguez de la Fuente”.

Pero la historia del busto no acaba aquí, ya que Poza de la Sal, villa burgalesa de la que era originario Félix, cuenta con un busto idéntico desde 2005, año en que se cumplían 25 años de su fallecimiento, que no pudo salir más que de aquel molde de escayola de 1981 o de su copia. El Centro Burgalés prestó en su día su busto, aunque no recuerdan con claridad cuál iba a ser el destino de la nueva pieza. Este busto burgalés es macizo como la escayola del Centro. El autor, Jesús Torre, no fue citado en ninguna de las crónicas del acto, aunque su firma figure en la parte baja de la solapa derecha del busto, pero sin el año 1981 que lucen las portugalujas. Desgraciadamente Torre falleció hace unos años y no nos puede aclarar estos detalles.El Ayuntamiento de Poza de la Sal no ha sabido darnos detalles sobre su busto (autor, origen, fundición, etc.). Desconocemos si habrá más copias por ahí.



JOSE LUIS GARAIZABAL 

Fotografías: Roberto Cuesta (Archivo Lora Barri), Ventura (La Gaceta 1981), José Luis Garaizabal (2018), Fidel Bilbao (2018), Archivo Centro Burgalés (1989) y Norte de Castilla (2015) 

Mi agradecimiento a José Ramón Tejada, antiguo Presidente de la Sociedad Lora Barri y a
Fidel Bilbao de la Sociedad Burgalesa Castellano Leonesa



lunes, 19 de febrero de 2018

CRONICA DE LA VICTORIA EN LAS REGATAS DE 1929, EN EL PERIODICO EL LIBERAL




Karla Llanos nos ha pasado unas páginas de El Liberal de setiembre de 1929, en la que relata la final de la regata de traineras que a dos jornadas, en la que el remo jarrillero alcanzó su nivel más alto, de la mano de su aitite, el inolvidable patrón Aurelio Llanos.

Por su indudable interés, aunque ya lo tratamos al hablar de las regatas en los años 20, reproducimos dicha crónica:

Tras la primera jornada, las regatas organizadas por el Ayuntamiento de Portugalete se disputarían el primer premio los Clubs Portugalete F.C. y Deportivo de Santurce, ya que los primeros habían ganado por 23 segundos a los de Santurce.

De conformidad con el reglamento de las mismas, los contendientes habían de cambiar las embarcaciones, corriendo los remeros de Santurce con la trainera “Virgen de la Guía” y los de Portugalete con la “San Roque”. Con motivo de esta fiesta, la animación en Portugalete comenzó por la mañana aumentando desde las primeras horas de la tarde hasta la hora de la regata.
Como es costumbre al mediodía se celebraron dos banquetes. El oficial en el Hotel Portugalete, asistiendo además del alcalde Jesús Chapa y todos los concejales, representaciones de Bilbao, entre los que estaban el comandante de Marina, el secretario del Gobierno civil y el diputado provincial Sr. Otaduy.Además de este banquete se celebró otro, mas democrático, en el restaurante de Vicente Ibinaga al que asistieron los directivos del Portugalete F.C., representantes de los demás clubs participantes en la regata y periodistas bilbaínos. Mucho antes de comenzar la regata, a las 6 de la tarde, un gran gentío invadía las dos márgenes de la ría. Infinidad de embarcaciones de todas clases, botes gasolineras, vaporcitos y remolcadores, muchos de ellos empavesados y todos ellos repletos de pasajeros iban situándose en los puntos más estratégicos para presenciar la regata.Tras el sorteo de balizas, los portugalujos tuvieron un pequeño percance en la trainera “San Roque”. Uno de ellos rompió una tabla del fondo y la embarcación comenzó a hacer agua. Afortunadamente la avería pudo ser reparada con facilidad.

A las seis en punto se hicieron los disparos de cañón reglamentarios y comenzó la regata.Los remeros de Portugalete hicieron una arrancada magnífica y los de Santurce perdieron algo, pero se repusieron pronto y en la primera ciaboga sacaron a los portugalujos una ventaja de cinco segundos, debido a que los de Portugalete la tomaron muy abierta, logrando luego mantener la diferencia hasta el final.

Los de Santurce con la Virgen de la Guía hicieron el recorrido en 17 minutos y 45 segundos mientras que los portugalujos entraron tres segundos después, que con los 23 de ventaja de la regata anterior fueron declarados vencedores. El triunfo fue acogido con indescriptible entusiasmo por el público.

Los premios fueron los siguientes:

Primer premio, copa del Rey (en propiedad), copa de la Diputación (en depósito hasta ganarla tres años consecutivos o cuatro alternos) y 2.500 ptas. al PORTUGALETE F.C.

Segundo premio, copa del Ayuntamiento de Portugalete y 1.500 ptas. al CLUB DEPORTIVO SANTURCE.

Tercer premio, copa del Ayuntamiento de Guecho y 750 ptas. al DEPORTIVO KAIKU de Sestao.

Cuarto premio, copa de la Sociedad de Tranvías y 500 ptas. al CLUB DE CIERVANA.

La entrega de premios a los patrones se hizo en la Casa Consistorial, donde el patrón portugalujo Aurelio Llanos, llegó a hombros de jóvenes entusiastas, precedido de la Banda de Música Municipal y numeroso público que le vitoreaba sin cesar.

Tras procederse a la entrega de premios, Aurelio llanos salió a uno de los balcones enseñando al público las copas ganadas escuchando una ovación imponente. Terminado el acto hubo romería en la plaza, viéndose esta muy animada hasta última hora de la noche.
















domingo, 18 de febrero de 2018

FOTOGRAFIAS: CARRERA DE BURROS



Esta foto que nos ofrece Alfredo Enrique Pérez García, en su facebook, nos muestra una carrera de burros en la subida a La Florida, con las casas conocidas entonces como de “Genaro Riestra” en la parte superior derecha, y junto al caserío de Txilin, según nos apunta Alfredo, quien no puede señalar el año.


jueves, 15 de febrero de 2018

LA HISTORIA DE LA BASILICA DEL AGUSTINO MIGUEL CEREZAL.




La semana pasada tuvo lugar la Junta General de la Asociación de Amigos de la Basílica, en la que se nos puso al corriente de la importante actividad que están realizando, desde las visitas guiadas al templo en los meses de verano con unas cifras de asistentes sorprendentes, los habituales conciertos, el proyecto de reparación del órgano y los estudios que van haciendo sobre la historia artística de este monumento nacional.

Uno de sus miembros Javier López Isla nos tiene al corriente desde este blog de muchos de sus descubrimientos, pero hoy queremos hacer referencia a la publicación en su página web amigosdelabasilica.org de la obra del agustino Miguel de Cerezal, a cargo de Pablo García-Borreguero un gran conocedor de la historia de este templo portugalujo.

Miguel Cerezal Calvo, religioso agustino nacido en Palencia en1871 fue nombrado en 1916 director del convento y de las escuelas que su congregación mantenían, a través de la Fundación Casida Iturrizar, en Portugalete y aquí pasó cuatro años impulsando y fomentando la catequesis. En este tiempo se implicó de forma notoria, en la cultura local y futo fue un trabajo monográfico sobre nuestra Villa que presentó, en el año 1934 al Primer Concurso sobre Monografías Históricas de Vizcaya que había sido convocado por la Diputación y que quedó desierto. De este trabajo jamás se supo nada, nunca ha sido publicado, ni nadie ha sido capaz de poder localizarlo entre los diversos trabajos que había elaborado. No existe ninguna referencia al respecto.

Seguramente, de ese trabajo nació este que realizó sobre la iglesia de Santa María y en cuya introducción nos da las razones y los argumentos que le impulsaron a realizar tal investigación.

El Padre Cerezal fue a lo largo de su vida, un gran investigador histórico llegando a publicar diversos trabajos. Tuvo distintos destinos dentro de la Orden, pudiendo destacar el del Monasterio de San Lorenzo del Escorial donde trabajó con mucho fruto en la Biblioteca Real, con varias publicaciones en su haber y en Gernika.

En 1899 obtuvo uno de los galardones, junto con Carmelo Echegaray, en unos Juegos Florales organizados por el Ateneo de Vitoria y en 1908 publicó “Diario de lo ocurrido en el Real Sitio del Escorial durante la invasión francesa”.

En 1925 le trasladaron, delicado de salud, al Escorial donde fue superior en distintos años y al estallar la guerra fue detenido con toda la comunidad y fusilado en Paracuellos de Jarama en la mayor matanza de religiosos en Madrid: de 73 asesinados, 51 eran Agustinos de su comunidad.

Fue enterrado en una fosa común y en 2007 beatificado en Roma junto con otros 497 víctimas de la guerra civil. Su fiesta se celebra el día 6 de noviembre.



Este trabajo, que está en su web, lo hemos recogido también en la Biblioteca Digital Portugaluja para que pueda tener mayor difusión e igualmente recomendaríamos que su apartado de documentación histórica recojan los trabajos existentes sobre la basílica en dicha biblioteca como pueden ser los trabajos de Roberto Hernández Gallejones o digitalizar los libros publicados por la Asociación.


miércoles, 14 de febrero de 2018

VALENTIN LLANOS SIERRA, PIONERO EN LOS DEPORTES NAUTICOS






Hoy de la mano de Karla Llanos, a quien agradecemos toda su colaboración, y cuyo blog Memorias de Getxo ha superado ya la cifra de un millón de entradas en seis años, recordamos los inicios del deporte de la natación portugaluja, con la figura de su tío Valentín Llanos Sierra nacido en 1905.

Hijo del célebre Aurelio Llanos, patrón de la trainera jarrillera en los años 20 del pasado siglo, estuvo en sus juegos y aficiones desde niño ligado al mar en el dique del muelle Viejo donde vivían. Eran años en que en la Villa comenzaban con auge los deportes náuticos, natación, regatas, o waterpolo y él participó en todos ellos.

Cuando en 1924 un grupo de nadadores de Las Arenas, Portugalete, Sestao y Bilbao constituyeron la Federación Vizcaína de Natación y organizaron su primer campeonato, Valentín, que militaba en el club Athletic, quedó segundo en 200 metros braza y tercero en los 2.000 m. en mar abierto.

En agosto del año siguiente se celebraron los “Campeonatos de Vizcaya”, en Arriluze participando los clubs “Arenas Club”, “Sporting”, “Club Deportivo”, “Athletic”, “Portugalete” e “Indauchu” y en la prueba final de 1500 metros libres en la que participaron nadadores de todos los clubs, Valentín quedó el segundo y por Clubs ganó el “Arenas Club”, seguido del Sporting, Deportivo, Athletic, Portugalete e Indauchu.

A final de ese mes de agosto de 1925 en los Campeonatos de España Absolutos de Natación, Valentín quedó subcampeón en los 2000 m. y en los campeonatos de dos años después en 1927 segundo en 200 m. braza y al igual que en años anteriores formó parte del equipo de waterpolo vizcaíno que se enfrentaba a la selección catalana.

No acababa ahí su actividad deportiva ya que practicaba el remo participando en regatas con la tripulación jarrillera que patroneara su padre Aurelio. En 1930 coincidían en la trainera con él sus hermanos Juan y Aurelio. Otros dos de sus hermanos Alejandro y Carlos, que militaban en el Club Deportivo bilbaíno, practicaban también la natación y así los encontramos en la primera Travesía del Abra de 1934, (Valentín quedó el tercer y Carlos, “Charles”, el 20) , participando también en sucesivas ediciones.

Valentín destacó en el waterpolo, y junto con su hermano pequeño Carlos, estuvieron convocados para los juegos Olímpicos de Alemania de 1.936. Las circunstancias del país cambiarían sus vidas, cuando estaban en la estación de Abando a punto de coger el tren para incorporarse a la preselección en Barcelona, por los altavoces les comunicaron que se acababa de producir el Golpe de Estado, por lo que pasaron de la competición a formar parte de la Marina de Euzkadi y mas tarde a los campos de concentración.

Falleció en un accidente en Santiago de Chile. Era buzo y se dijo que los servicios secretos españoles provocaron el corte del tubo de respiración.