miércoles, 9 de noviembre de 2011

LOS GABARREROS PORTUGALUJOS


Nuestro amigo y colaborador Karlos Llanos Etxabe, nieto del mítico patrón de la trainera jarrillera Aurelio Llanos, ha iniciado la andadura de un blog similar al nuestro pero referente a Getxo.
Aprovechamos la ocasión de su anuncio para recoger una de sus entradas sobre unos personajes con gran personalidad dentro de la historia de la gente de mar portugaluja de hace un siglo, los gabarreros.
Sobre este oficio Karlos nos dice en su blog:

En la segunda mitad del siglo XIX la barra no podía ser cruzada por buques que calasen más de cuatro metros en pleamares vivas y con temporales era imposible entrar, así que los buques trasladaban sus cargas hasta Bilbao en gabarras.
Los barcos que lograban pasar sin accidentes el bajo de “El fraile” y la curva de Axpe se detenían antes de la vuelta de Elorrieta y los más atrevidos, que la pasaban con serios riesgos, habían de detenerse en Olaveaga.
Por lo tanto a una distancia de cuatro a seis kilómetros de la villa, trasbordaban la carga a gabarras que era llevada a la sirga con el consiguiente incremento del coste.
Ya las ordenanzas de la Ilustre Universidad y Casa de Contratación de la M.N. y M.L. Villa de Bilbao del año 1737, incluían un capítulo dedicado a los gabarreros y barqueros, gabarras y barcos, sus obligaciones y fletes.
Todavía recordamos a los gabarreros de mediados del siglo pasado, como los de la foto, que luchaban todos los días contra las inclemencias del tiempo, con sus capotes y botas de agua y llevaban por la ría las gabarras, asidos a su pesado timón, con cargas de carbón, troncos, goma y un sinfín de mercancías. Las gabarras no tenían como las de hoy cabina donde guarecerse de los temporales, por lo que aquellos hombres denotaban en sus rostros curtidos por el sol, la lluvia y el frío, la dureza de su trabajo.

Karlos Llanos recuerda que llevaban la comida en canarieras, aquellas sencillas cestas de paja con un básico cierre de mariposa, y que preparada por sus esposas muchas veces comían sin poder calentar. Y ante esta foto junto al pasaje portugalujo, con la presencia de su padre y uno de sus tíos, quiere rendir un recuerdo de homenaje a aquellos hombres.

Sólo nos queda felicitarle por su iniciativa y animarle a que siga con la tarea. El blog lleva por título MEMORIAS DE GETXO
http://getxosarri.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada