martes, 4 de septiembre de 2012

LOS CIEGOS Y LA MUSICA EN LAS FIESTAS DE LOS PRIMEROS AÑOS DEL SIGLO XX


Revisando en el Archivo Municipal los documentos relacionados con las fiestas en los primeros años del siglo XX, 1902 y 1903, encontramos numerosas referencias a las personas que con su música animaban las fiestas.
Hoy queremos destacar a dos colectivos:
El primero de ellos eran las comparsas que venían de los pueblos vecinos:
Así en carnaval de febrero de 1902 es una comparsa de Getxo disfrazados de gitanos, quien tocaba con guitarras, bandurrias y otros instrumentos de cuerda y al año siguiente son de Baracaldo disfrazados de toreros acompañándose de una orquesta.
El segundo de los colectivos es el de los ciegos:
Si en 1903 encontramos a dos ciegos de Sestao que venía a tocar la guitarra por las calles cada 15 días, en la década siguiente es corriente encontrar que las fiestas de San Roque son amenizadas por la Banda, tamborileros y corros de ciegos.
Sobre este tema aparece en 1903 la queja de Tomás Pascuas, invalido y vendedor de periódicos, que tocaba la guitarra en la plaza los días de fiestas quien solicita al Ayuntamiento que prohíba el tocar la guitarra sino se es inútil, pues alegaba que hay gente que trabajaba y los fines de semana tocaba en la plaza.
También se encuentran grupos de portugalujos como Jerónimo de Lozar, Fermín Sánchez, Julio Reimundez y Juan Cruz Taramundi que en mayo de 1903 forman una sociedad filarmónica para animar las fiestas y acrecentar sus ingresos. Y a reseñar, por las solicitudes que se conservan, la frecuencia en las verbenas de San Juan y San Roque, de los pianos de manubrio amenizando la fiesta.

El apunte al natural del ciego tocando acompañado de su hija, es obra de Pedro Rojí.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario