viernes, 29 de noviembre de 2013

LA HISTORIA MENUDA DE LA VIDA SOCIAL PORTUGALUJA DEL SIGLO XX



Decíamos ayer que Mari Carmen Aquiso, nos había dejado un sobre con fotos de su propiedad, como la que ayer presentamos del fotógrafo Policarpo Diez, que también contenía, por su curiosidad, un recorte de prensa sobre la “guerra de los chiquitos” en Portugalete.
Esto suele ser otra de las cosas que algunos portugalujos guardan. Recortes de prensa que en su momento fueron noticia y que también resultan interesantes para completar nuestra pequeña historia social del siglo pasado.
En este caso algunos recordamos el suceso, aunque soy incapaz de fecharlo, por lo que espero que alguien nos lo señale.
Se trata de una costumbre que formaba parte de nuestra “cultura” y que está en vías de desaparición como es el chiquiteo diario. Hoy los que lo hacen, son cuadrillas mucho más reducidas que entonces, todos jubilados, y donde junto al vino se entremezclan mostos, zuritos o alguna bebida sin alcohol..
Como lo recuerda el artículo, entonces diariamente los trabajadores, salían de las factorías y empezaban el “recorrido”. La subida del precio de 70 céntimos a una peseta, fue el causante del conflicto, que unió a los portugalujos que a través de un parte diario a “multicopista” que se repartía en la calle, les señalaba la marcha del conflicto con los bares que eran “peseteros” y donde no se debía entrar.
Como dice el artículo, la “guerra popular” se desarrolló con buen humor y con chistes, versos, dibujos (como el que se recoge) o cantando bilbainazas al uso:
“Cuando hablemos de chiquitos,
tengamos siempre presente,
que hay bares que a cero setenta,

nos dan el tinto y clarete…”

miércoles, 27 de noviembre de 2013

TRAS LOS DOS DIAS DEL HOTEL




Dejamos  atrás ya los dos intensos días del Hotel, para hacer algunas reflexiones al respecto:
Qué duda cabe, que han sido dentro de la historia de las presentaciones de libros de la Colección El mareómetro, de los que mayor asistencia de personas ha tenido.
Se han entregado 350 ejemplares, lo que produjo que el primer día, con el local lleno a la hora de la presentación, la cola en el exterior del salón fuera excesiva. Nuestro agradecimiento por la asistencia y nuestras disculpas por el “embudo” que se nos creó a esa hora.
Este hecho hizo asombrarse a uno de los asistentes que acompañaba a su mujer, residente en Madrid, que aprovechaba su estancia aquí para recoger su ejemplar. Le resultaba impensable que se pudiera conseguir el tirón que tenía para los portugalujos lo que estaba presenciando. Y es que el ser portugalujo no admite fácil comparación (que perdonen los madrileños).

La opinión sobre el segundo día, me lo simplificaba uno de los asistentes: Ha resultado corto, ha sabido a poco.
A este respecto debemos comentar, contestando a alguna pregunta sobre la duración del video que colgamos ayer, que efectivamente al verlo directamente, sin descargarlo, le faltan algunos minutos. Si nos molestamos en descargarlo (dura bastantes minutos) veremos que su duración integra es de 20 minutos.
Su duración se estableció pensando en que nuestros actos no deben durar más de 45 minutos, y al video deberían preceder un cuarto de hora de charla y al final teníamos que dedicar otro tanto a la entrega del premio a la mejor fotografía.
Referente a dicha fotografía y a lo que se dijo sobre su antigüedad, Jose Luis Garaizabal nos recuerda algo que ya nos había señalado:

“Como ya os dije, a la foto la cruza la línea del tranvía y que al no tener catenaria, nos indica que corresponde a la primera línea de motor de sangre, de la Compañía del Tranvía de Bilbao a Santurce y que en Noviembre de 1882 negociaba con el Ayuntamiento y Diputación el reparto de costes de las obras que eran necesarias para el adoquinado y levantamiento del terreno en la zona del Cristo.
No es hasta 1885, cuando se realizan las obras y la empresa mostraba su inquietud por que el servicio no se viera interrumpido por las mismas, exigiendo que se colocaran tablones entre los raíles para facilitar el tránsito de las caballerías que tiraban de los carruajes-tranvías. En 1894 se pasaría al sistema de motores eléctricos. La casa de la farmacia se construyó según proyecto de 1877, por lo tanto la foto habrá que fecharla entre 1877 y 1885”.
Nosotros apuntamos por nuestra parte, ya que se la hemos adjudicado a Julio García-Borreguero Gordón, que este nació en 1876, lo cual nos llevaría a pensar en su padre el farmacéutico Modesto.

Otro aspecto importante de estos encuentros es que se ha despertado un poco la inquietud por recuperar las viejas fotografía familiares siendo varias las personas que nos han prometido hacerlo. Una de ellas Mari Carmen Aquiso, nos dejó el segundo día un sobre con algunas de las que tenía y consideraba de interés.

Hoy hemos colocado una de ellas encabezando esta entrada, pero volveremos sobre ellas. Se trata de una foto de la banda de música en la plaza del Cristo, obra de P. Diez (fotógrafo que se estableció en 1924 en San Roque 2).
Gracias a ella y por anticipado a las que vengan detrás. Les prometemos que les daremos el destino adecuado, como es que sean conocidas por todos los portugalujos y que sirvan para ilustrar nuestra historia.

ENTREGA DEL PREMIO IMÁGENES ANTIGUAS PORTUGALUJAS 2013


 

Finalizados los últimos Encuentros Portugalujos del Hotel, 
en que se animó a los presentes a valorar los viejos álbumes familiares de fotografías y darlos a conocer,
 recogemos estas fotos de José Luis Gutiérrez Landa, donde se ve el salón del Hotel completamente lleno y la entrega del premio a

 Cheché García-Borreguero.

El video que sirvió de base central a los encuentros, fue el siguiente:





martes, 26 de noviembre de 2013

HOY TENDRA LUGAR LOS ENCUENTROS PORTUGALUJOS DEL HOTEL Y LA ENTREGA DEL PREMIO DE IMÁGENES PORTUGALUJAS ANTIGUAS 2013.


Tras la presentación ayer del nº 20 de la Colección El mareómetro, en la que numerosos suscriptores recogieron su ejemplar, hoy tendrán posibilidad de seguir recogiéndolos, aquellos que asistan a la tertulia de este año de Encuentros Portugalujos del Hotel.
Como ya se ha anunciado queremos reflexionar en voz alta de lo que representan los viejos álbumes de fotos familiares, el valor que pueden tener para conocer nuestra historia, el destino que van a tener en manos de herederos que no les interesan para nada, …
Hemos seleccionado algunas de las fotos que últimamente hemos recibido de Cheché García-Borreguero y Juan Real de Asúa, y acompañándolas de otras cedidas por Marinita Pérez, Carmen Careaga, Eduardo Garaizabal, Blanca Martínez Santamarina, Ana Mª Inza, José Luis Uriarte, la familia de J.L. Lanchares, o del recientemente fallecido Javi “maquinillas”, hemos confeccionado un video con música que nos sirva para recordar qué tipo de fotos y de temática estamos hablando.
Como muestra colocamos bajo estas líneas una foto familiar de Javi, donde lo más interesante es recordar el tipo de bancos que existieron en el muelle y que hoy solo son un recuerdo para los que lo conocieron.


Finalizará el encuentro felicitando a Cheché García-Borreguero, por ser el que nos cedió la mejor Imagen Portugaluja Antigua del pasado ejercicio. El reconocimiento correrá a cargo del Alcalde de Portugalete.


lunes, 25 de noviembre de 2013

LA PRESENTACIÓN EN LA CÁMARA DE JOSE LUIS GUTIERREZ LANDA



HOY PRESENTACION EN EL SALON IBAIZABAL DEL GRAN HOTEL PUENTE COLGANTE, DEL LIBRO Nº 20 DE LA COLECCIÓN EL MAREOMETRO


 Todos los suscriptores de la Colección El Mareómetro, han recibido los días pasados, junto con el último número de Cuadernos Portugalujos, la invitación para asistir en el HOTEL a la presentación y recogida de sus correspondientes ejemplares.
Programado el acto para las 7 ½ de la tarde, como es costumbre se podrá recoger desde una hora antes, estando fijada como hora de finalización las 8 ¼.
Recomendamos a los que no puedan asistir, si les es posible, encargar a otra persona que se lo recoja. Si se precisa más de un ejemplar se le facilitará igualmente, lo mismo que ejemplares de Cuadernos Portugalujos que estarán a disposición de todos.
Recordamos dado que hay muchos suscriptores recientes que la distribución de los libros lo tenemos establecido de la siguiente manera:
En el Hotel, los dos días, lunes y martes.
En Surposa (Santa María nº 1) los días siguientes durante un mes, en horario de mañana.
Por correo a los que así lo han solicitado con el recargo de 2 €.
Si se indica previamente, se puede dejar en establecimientos públicos abiertos todo el día, donde se entregarían personalmente, como ya se viene haciendo en el pasado.. 

Las fotos que acompañan esta entrada son del archivo de Cheché García-Borreguero Palacio, y aparecen en la página 252 del libro. Reflejan la vida social de la villa hace un siglo, con sus gentes tal como vestían, blusa, chaqueta y chaleco con reloj de bolsillo, boinas, viseras, y alpargatas, mujeres con grandes faldones y toquillas, delantales, etc. Seguro que cada uno de los que las mira hace una descripción mejor que el que estas líneas escribe diariamente.
Lo que está claro es que una imagen vale más que mil palabras.


domingo, 24 de noviembre de 2013

LOS TXISTULARIS, UNO DE LOS PILARES DE LA CULTURA VASCA


 Como empezamos la semana dedicados por completo a la gente del mareómetro, no queremos olvidar a los que trabajan por el mantenimiento de una institución milenaria en nuestro País como son los txistularis, y que el miércoles se reunirán en torno a una conferencia que dará nuestro compañero Roberto Hernández Gallejones.
Allí estaremos.


viernes, 22 de noviembre de 2013

FOTO DE CARLOS VII Y SU ESTADO MAYOR


 Como decimos en la entrada anterior esta foto está en la página 131 del libro Historia fotográfica de la última Guerra Carlista (1872-76) de Juan Pardo y Juantxo Egaña.

FOTOGRAFÍA DE CARLOS VII EN PORTUGALETE (¿)


 Josetxu Martínez Gutiérrez, “Sirimiri” para los amigos, que está escribiendo sus recuerdos del Ojillo, nos ha traído, como muestra de las fotos que tiene y que piensa poner a nuestra disposición, una correspondiente, según dice, a la estancia del pretendiente Carlos VII durante la última guerra carlista en Portugalete.
Según él, la sacó su bisabuelo, Ignacio Gutiérrez Rodríguez, que a pesar de figurar en su profesión “del comercio”, era también fotógrafo.
Según le figura en su reverso se trata de “Carlos 7º con su Estado Mayor, en su primera visita a Portugalete, en 1874. Telón de fondo monte Erecha” y según la tradición familiar la sacó en el barracón del alto de San Roque.
Según consta en el primer número de la Colección El mareómetro, Portugalete y la II guerra carlista, tras el Sitio y rendición de la Villa, en 1874, “el 21 de febrero, a las seis de la tarde se presentó D. Carlos con su Estado Mayor, entre los que se hallaban el jefe catalán Saballs, su hijo, Dorregaray, Ollo, Elio, etc. etc.; se apeó en la Plaza el Pretendiente, y dando un paseo alrededor de la fonda de D. Manuel Calvo, volvió a montar su brioso y negro alazán, en dirección a Cruces (Baracaldo) donde tiene hace días su cuartel general”.
El día 17 de marzo, “vuelve Carlos VII a esta Villa y acompañado del Director del Hospital de la Caridad y del médico, a quien se mandó llamar, visitó uno por uno a todos los enfermos, sin excluir las salas de tifoideos y de variolosos; dirigió la palabra a cada uno de por sí, dejando al despedirse dos mil cuatrocientos reales, para que fueran repartidos entre los asilados”.

Estas son las noticias de su estancia en la Villa de Carlos VII, cuyo nombre lleva la principal calle de Portugalete.

Como tenemos serias dudas de la autenticidad de esta foto, y así se lo hemos manifestado, la hemos pasado a nuestros colaboradores y ahora a los seguidores de este blog para recabar información al respecto, respetando no obstante la convicción de nuestro amigo Josetxu.

jueves, 21 de noviembre de 2013

RECONOCIENDO FALLOS


 Nada más empezar a recibirse el último número de Cuadernos Portugalujos, han comenzado a llegarnos comentarios, que aunque en general son favorables, nos indican que somos humanos, que solo disponemos de los medios que tenemos, y que por lo tanto son diversos los fallos en que caemos.
Desde aquí pedimos, aunque normalmente no hace falta, tolerancia con nuestras deficiencias y en algunos casos colaboración.
Algunas de los comentarios se referían a lo siguiente:
En el listado de suscriptores, que esta vez hemos enviado por sugerencia de Fernando Rueda, se ha detectado que faltan algunos o que la ortografía de algunos nombres no es la correcta.
En los textos del Cuaderno se han colado algunos pequeños errores tanto de ortografía como de cifras saltadas, a pesar de que son diversos los colaboradores que lo revisan.
A algún colaborador, como es el caso de José Luis Garaizabal, lo hemos citado como nieto de Juan Flaño, cuando evidentemente es biznieto.
Algunas de las fotografías que publicamos de Gerardo Gutiérrez de la Monja, no parece que correspondan a la playa de Portugalete, sino más bien, quizás, a Algorta.
Como ya indicamos nos fueron cedidas amablemente por la Fundación Popular de Estudios Vasco, que en la catalogación de sus fondos los sitúa dentro del apartado del Abra, en Playa de Portugalete


La foto bajo estas líneas es una de ellas y muestra la playa, que como decimos bien pudiera ser Ereaga, con un aspecto que sería parecido al de la playa de nuestra Villa, al igual que la foto que encabeza la entrada, perteneciente al archivo de Juan Real de Asúa, corresponde a Las Arenas con los bañeros que igualmente existían en Portugalete.


En fin, gracias a todos por vuestra comprensión.



miércoles, 20 de noviembre de 2013

PORTUGALETE EN 1898, EN LA CÁMARA DE E. RAMÓN REAL DE ASÚA


 El martes de la semana próxima, tendremos en el Gran Hotel Puente Colgante, uno de los Encuentros Portugalujos del Hotel, en este caso dedicado a hablar de los viejos álbumes familiares de fotos.
Ofreceremos una muestra de las fotografías existentes en dichos álbumes tomando como muestra algunos de los que nos han ofrecido a nosotros, como son los de Javi “maquinillas”, Marina Pérez, Ana Mª Inza, Blanca Martínez Santamarina, Carmen Careaga, José Uriarte, etc, sin olvidar, ya que son los más importantes, los de Cheché García-Borreguero y Juan Real de Asúa.
Las dos fotos que presentamos hoy, fechadas en setiembre de 1898, y cuyo soporte son viejos clichés de cristal, por lo que su conservación es la que es, figuran entre las que nos ha cedido Juan Real de Asúa, y las hemos incluido en el libro Portugalete, en las dos primeras décadas del siglo XX y en el último nº de Cuadernos Portugalujos.
A la derecha la desaparecida torre del piloto, con el mareómetro a su derecha, sobre la playa con las casetas ya retiradas, pues no olvidemos que era el mes de setiembre, y en la foto de la izquierda la parte baja del muelle de hierro como lugar de reunión y esparcimiento, evitando mojarse de las olas de la pleamar, subiéndose en las aspas de arriostramiento.
Como ya comentamos en su momento fueron sacadas por Eusebio Ramón Real de Asúa, hijo del fundador de las bodegas CVNE, que él continuó al igual que luego su hijo Ramón, nacido en 1900, y ahora su nieto Juan que ha puesto a nuestra disposición estas verdaderas imágenes históricas de Portugalete. Contamos con su presencia ese día.


martes, 19 de noviembre de 2013

ENVÍO DE LOS CUADERNOS PORTUGALUJOS A LA GENTE DEL MAREOMETRO


 Hoy se ponen en Correos los envíos, a los suscriptores de la Colección El mareómetro, del nº 16 de Cuadernos Portugalujos. En dicho envío se adjunta el Saluda que recogemos sobre estas líneas, anunciando su presentación en el HOTEL el próximo lunes y martes de la semana próxima, tanto del libro como de la entrega del premio 2013 de Imágenes Portugalujas Antiguas, según se ha anunciado ya.

Los suscriptores podrán recoger su libro ambos días, y si lo desean, según es costumbre, podrán adquirir algún ejemplar más.

lunes, 18 de noviembre de 2013

LA PLAZA DEL CRISTO EN LA FOTO GANADORA PRIMER PREMIO FOTOS ANTIGUAS DE PORTUGALETE


 Han sido muchos los que ante la foto del Cristo, ganadora del premio 2013 de Fotografías Antiguas de Portugalete, nos han trasladado su extrañeza ante la misma. Por ello hemos pedido a José Luis Garaizabal que analice y explique la misma, colocando por nuestra parte a la derecha de la foto otra de los años 60 de la Casa de Chapa, que sirva de comparación
Nos dice lo siguiente:

Mirando la foto con detenimiento, podemos destacar en primer lugar la composición. A la izquierda tonos claros debidos al sol que incide en la casa de Borreguero y el “cuartelón”, que son atenuados por el zócalo oscuro que llega hasta las ventanas. Al fondo el palacio de Mier con luces y sombras debidas a la posición del sol y el suelo totalmente soleado de la Plazuela del Cristo. Todo ello contrasta con las zonas oscuras del suelo terroso de la carretera, surcadas por los dos raíles brillantes del tranvía y la casa de Laureana Mentxaka. Para que todo tenga su punto de misterio vemos al fondo los terrenos de Félix Chávarri con esos soportales o lonjas.

Desde el punto de vista humano, vemos en el centro y en primer plano, a dos mujeres con un coche de niños. Ambas visten de largo-largo, con dos faldas oscuras hasta los pies y la de la derecha, con delantal blanco al viento, acicala a uno de los dos niños que están en el interior del capazo. La de la izquierda, con su moño, mira cariñosamente al mayor de los niños, que parece una niña con tirabuzones. Destaca el cochecito, totalmente metálico, con armazón profusamente decorado. Su sombra se proyecta contra el suelo de losas y la fachada de la botica, que ocupaba el local de esas dos ventanas. Y ya que hablamos de la botica, sobre la puerta vemos el pomposo cartel con la leyenda “FARMACIA DE GARCÍA-BORREGUERO”.
Tras estos cuatro personajes, hay otra mujer con un niño colocado sobre su cadera izquierda, lo que provoca su postura inclinada hacia la fachada. Su sombra se proyecta sobre una valla que separaba esta casa de la del “cuartelón”, espacio que hoy ocupan las escaleras de bajada a la Plaza de la Ranchería y al recordado Metro.

Como curiosidad, diré, que en mi casa tenía oído que el apelativo de El Metro se lo dio el tío de mi aita, Andrés Miguel, por su intrincado acceso desde la terracita a la que se accedía desde el descansillo de esas escaleras y que recordaba al acceso al metropolitano madrileño que él había visitado en uno de sus viajes a la capital.
En la zona límite de la sombra, posan cuatro críos con sus pantalones cortos y otras dos o tres misteriosas personas parece que se dirigen vías arriba.
Es curioso como aun hoy seguimos poniéndonos el apelativo de “las vías p’arriba” o “de las vías p’abajo’ cuando queremos fardar de nuestro barrio de nacimiento.
Justo en la esquina del que fue el Bar Aurelio, tres hombres charlan descuidadamente sobre un rail y un cuarto asoma tras el altísimo poste, con una postura que parece indicar que se dirige hacia el Casco Viejo.

El palacio del fondo lo dice casi todo, por la majestuosidad de su fachada de piedra de sillería, con su torre en la parte derecha que está coronada por un tejado piramidal cubierto de pizarra que fue sustituido en 1912 por el que todos conocimos (los viejos).
También destacan los escudos de su fachada. El superior, que no se salvó de la piqueta en 1968, mostraba en un recuadro una ballesta y carcasa con flechas acoladas a un escudo circular con jinete con capa al viento montado en airoso corcel, portando espada en su diestra. Además mostraba piezas sueltas como un yelmo, mascarón, filacteria, tambor y una posible trompeta. (Ybarra)
En el plano 1886 que acompaña a una solicitud de modificaciones, deja entrever bajo lo que parece otro escudo diferente, con cuatro cuarteles, la cifra de 1818, que podría corresponder al año de construcción o a otra reforma.
Sobre la puerta de entrada, el escudo de los Asturias-Muñatones flanqueado por dos pergaminos pétreos con la leyenda AVE MARIA y que se pueden ver en la fachada sur del Centro Cultural Santa Clara.
Esta entrada tenía un antuzano protegido por altas verjas y dos columnas de piedra coronadas por sendos tiestos, sujetaban imponente puerta de forja. Dos bancos de piedra y respaldo de forja unían estas columnas con la fachada del palacio.
Llama la atención en la fotografía, el que el primer piso esté con las cuatro puertas de los balcones abiertas de par en par, así como el garaje. Las del segundo piso están cerradas a cal y canto, lo que hace suponer que no estaría habitado.

Como ya he dicho antes, al fondo se ve la finca propiedad de Félix Chávarri, o Féliz como escribían en la época, que supone un misterio para mí, ya que sobre la verja de entrada que hoy en día sigue dando acceso a “las javerianas”, figuran las siglas F. CH., siglas que pueden indicar que Chávarri tenía algún edificio en la finca o disposición a construirlo antes de vendérselo a la familia Carranza. No sé si sobre ese área, de nivel más bajo que el resto de la finca, existió alguna construcción sobre los soportales o lonjas que se ven a la derecha de las escaleras de acceso.

Y para terminar, queda la carretera que es de tierra, en la que están plantados cuatro árboles con sus tutores. Una cuneta de adoquines la separa de la acera.
Como ya he dicho antes, la cruza la línea del tranvía y que al no tener catenaria, nos indica que corresponde a la primera línea de motor de sangre, de la Compañía del Tranvía de Bilbao a Santurce y que en Noviembre de 1882 negociaba con el Ayuntamiento y Diputación el reparto de costes de las obras que eran necesarias para el adoquinado y levantamiento del terreno en la zona del Cristo. No es hasta 1885, cuando se realizan las obras y la empresa mostraba su inquietud por que el servicio no se viera interrumpido por las mismas, exigiendo que se colocaran tablones entre los raíles para facilitar el tránsito de las caballerías que tiraban de los carruajes-tranvías. En 1894 se pasaría al sistema de motores eléctricos.


viernes, 15 de noviembre de 2013

LOS SUSCRIPTORES DE LA COLECCIÓN EL MAREOMETRO



Ahora que está a punto de aparecer el nº 16 de Cuadernos Portugalujos y el nº 20 de los libros de la Colección El Mareómetro, es el momento de dedicar una entrada a “la gente del mareómetro”.
Estos portugalujos que decidieron en su día apoyar nuestro proyecto cultural y que hoy es el día que siguen aumentando, son los que hacen posible nuestras publicaciones.
Tras una depuración de la lista por deficiencias en las direcciones, en las domiciliaciones bancarias o en otros aspectos, al día de hoy suman 735.
Ante algunas peticiones hemos incluido un listado de suscriptores junto al próximo Cuaderno y hoy lo reproducimos aquí.
Muchas gracias a todos por hacer posible que nuestra experiencia sea única en Euskadi.
Y es que Portugalete es mucho Portugalete y el orgullo portugalujo y su historia está ahí.




jueves, 14 de noviembre de 2013

LA ESTACIÓN DE FERROCARRIL DE PORTUGALETE


 Si ayer anunciábamos la concesión del premio 2013 de Imágenes Portugalujas Antiguas, a Cheché García-Borreguero Palacio, hoy traemos dos fotos suyas sacadas en 1979, de la antigua estación de Portugalete, entonces ya en desuso.
El relleno de las vías dio lugar al actual paseo de La Canilla, lo cual quizás llevó a utilizar a las modernas generaciones el término de Estación de La Canilla, al referirse a ella.
La llegada del ferrocarril de Bilbao lo hizo primero hasta en lugar cercano a la fuente de La Canilla, que quedaba junto a su andén provisional de madera. Posteriormente finalizado el relleno y construido el actual edificio pudo llegar hasta el comienzo del Muelle Viejo junto a la Plaza. Con la construcción del túnel a Santurtzi, nació el apeadero de La Canilla, luego ya estación de La Canilla.

He matizado esta aclaración, que a muchos portugalujos les produce enfado como llamar Cuesta de las maderas, a la Calle Nueva de Casilda Iturrizar, porque es usual encontrarnos con fotos como las actuales con la denominación de La Canilla, o Estación de La Canilla.

Aprovechamos para recordar que hoy tenemos unas interesantes conferencias sobre el 125 ANIVERSARIO DEL FERROCARRIL EN LA CANILLA: empresas que lo hicieron posible, a cargo de Jon Sanchez de la Fuente, Oscar Ramos Moreno y Juanjo Olaizola

Lugar Centro Cultural Santa Clara 7 ½ de la tarde.




miércoles, 13 de noviembre de 2013

CHECHE GARCIA-BORREGUERO, PREMIO 2013 DEL CERTAMEN DE IMÁGENES PORTUGALUJAS ANTIGUAS.


 El pasado año anunciamos el establecimiento de un premio para reconocer a aquellos que nos ayudan a recuperar las imágenes antiguas de Portugalete, poniendo a nuestra disposición sus álbumes de viejas fotografías.
Entre todas las que recibimos hasta final de setiembre, hicimos una selección, eligiendo esta, que ya presentamos en si día, y que procede de los fondos fotográficos cedidos por Cheché García-Borreguero Palacio, y que sacó su abuelo Julio García-Borreguero Gordón.
Para su selección hemos valorado:
Antigüedad: La foto corresponde al comienzo del siglo XX, pues en 1912 el palacio de Mier fue remodelado por sus herederos, la familia Chapa, en el palacio que luego llegamos a conocer. Tiene por lo tanto más de un siglo.
Novedad: No conocíamos ninguna vista tan completa de la Plazuela del Cristo, con los terrenos de Félix Chávarri, donde luego la familia Carranza construiría el actual edificio de las Javerianas, su suelo sin empedrar con su incipiente arbolado, y con las vías del tranvía.
Valores artísticos: El fotógrafo puso en el centro a las dos mujeres con su coche de niño, con un gran encanto, y tras ellas otra con un niño en brazos, dando vida al paisaje, sin olvidar, a la izquierda, la entrada a su casa paterna, que ostenta el rotulo de FARMACIA GARCIA-BORREGUERO.
La foto va incluida en el último libro de la Colección El Mareómetro, y ha merecido ser utilizada como portada del nº 16 de Cuadernos Portugalujos.
Dado que son muchas las personas que ponen sus viejas fotografía a nuestra disposición para que las demos a conocer entre los portugalujos y pasen a formar parte del patrimonio histórico local, hemos organizado uno de nuestros Encuentros Portugalujos del Hotel, para tratar sobre este tema de los viejos álbumes fotográficos familiares, ilustrando la sesión con una selección de las fotografías recibidas.
En esta sesión que tendrá lugar el martes 26 de noviembre (en principio se había previsto para el miércoles 27), se hará entrega del reconocimiento a Cheché García-Borreguero, por parte del Alcalde dado que el Ayuntamiento patrocina esta iniciativa.

Como no teníamos ninguna foto del palacio de Mier, reproducimos a continuación una vista de principios del siglo pasado, donde sobresale su torre blanca bajo el arco del puente colgante. Tomada desde el alto de San Roque ofrece a la izquierda las casas del Ojillo vistas por su parte trasera dado que todavía no existía la calle del M. Zubeldia.




martes, 12 de noviembre de 2013

RÍA Y ESTACIÓN DEL FERROCARRIL (1902) DE GUSTAVO GILLMAN.



La foto de la semana pasada con la hilera de aldeanas camino de la plaza desde el puente colgante tuvo una extraordinaria aceptación. Como anunciamos ocupa las dos páginas centrales del nº 16 de Cuadernos Portugalujos, que dentro de 15 días estará en la calle.

Hoy presentamos la otra que pertenece al Archivo General de la Región de Murcia, correspondiente al ingeniero y fotógrafo Gustavo Gillman, y que al igual que la anterior figura en el próximo libro de la Colección el Mareómetro que se presentará el próximo día 26, martes en el Hotel.

La foto lleva por título “Ría y estación. Portugalete".
Tenemos que reseñar sobre la misma, aparte de su calidad técnica, la vista que ofrece el antiguo muelle de la estación, que años después se empezó a ampliar, con los cargaderos de mineral al fondo y varios barcos fondeados a la espera de cargar el mineral, con el arenal de la dársena a la izquierda todavía en aquel año sin dragar.
El remolcador de ruedas y los distintos botes a remos completan esta gran fotografía.

Como complemento añadimos la foto inferior, que ya hemos conocido y nos trae viejos recuerdos, con el muelle actual y la grúa, que nos ha enviado Karla Llanos.




lunes, 11 de noviembre de 2013

ITALIANOS FRENTE AL DESTRUIDO PUENTE COLGANTE EN 1937



 Hoy presentamos una foto del puente, destruido durante la guerra civil, tomada según nos dicen, en 1937 por Michele Francone, sargento primero de los ingenieros italianos, que forma parte del archivo de sus hijos Giancarlo y Vitorio.
La foto, tras la destrucción del puente, nos muestra ya la ría totalmente limpia de los restos de la voladura, con los combatientes del bando nacional con sus uniformes.

Agradecemos a Angel Salvador Pastor de Segorbe, a quien le tenemos entre los amigos de facebook, que nos haya enviado esta y otras fotos de dicho archivo del que según nos dice es su valedor, junto con otro amigo, en España.

viernes, 8 de noviembre de 2013

UN ACERTIJO DE POSGUERRA, COMO EL DEL “CABALLO BLANCO”


Dado que los sindicatos de clase estaban prohibidos, el gobierno nacional-sindicalista organizó un sindicato vertical agrupando por gremios las organizaciones de empresarios, técnicos y obreros bajo la tutela del Estado. La empresa era una familia en la que todos tenían que llevarse bien. 

En Portugalete unos 2.500 asalariados trabajaban en las factorías de las dos márgenes de la ría y 281 en los comercios y talleres de la villa. El 19 de junio de 1944 la delegación provincial de sindicatos de FET-JONS organizó una masiva concentración sindical en la Gran Vía entre las plazas del Sagrado Corazón y la Elíptica para recibir y homenajear a una personalidad muy importante. Todos los empresarios, técnicos y obreros portugalujos tuvieron que participar en dicha concentración, desconociendo (¿?) a quién iban a recibir como si fuese una adivinanza. Cada uno sabía dónde se tenía que colocar según los documentos que reproduzco. Si alguno se perdía, tenía un plano para localizar su sitio. El 19 de junio era festivo porque se celebraba la “liberación de Bilbao”, pero ese año todos tenían que ir a la Gran Vía porque pasaban lista. 

Doy por supuesto que todos los usuarios de este blog ya han solucionado el acertijo.
                                                                                Tasio Munarriz

.

jueves, 7 de noviembre de 2013

FOTOGRAFÍA DE GUSTAVO GILLMAN BOVET, EN 1902


 En el índice del nº 16 de Cuadernos Portugalujos anunciábamos ayer que las páginas centrales lo ocupaba una de las dos fotos que conocemos (por ahora) del ingeniero y fotógrafo, Gustavo Gillman Bovet, la titulada Mujeres llegando al mercado.
Nacido en Londres en 1856, dominaba 11 idiomas, dibujo, pintura, fotografía y música, y tras acabar su carrera de ingeniero de minas se trasladó a España (1871) a realizar las prácticas, donde trabajaba su hermano mayor, en las minas de Linares.
Enamorado de este país se instala definitivamente aquí en 1876 trabajando en la industria minera y de ferrocarriles, por lo que viaja por muchas partes de España siempre acompañado de su cámara.
Sus fondos se hayan repartidos en el Archivo General de la Región de Murcia y entre sus descendientes, en Holanda y España
En la página web de dicho archivo murciano, encontramos esta foto y otra titulada “Ría y estación de ferrocarril (1902) ambas incluidas en el próximo libro de la Colección El Mareómetro. Joaquín Cárcamo, siempre dispuesto a colaborar con nosotros, fue quien nos facilitó la referencia.

Con el deseo de ofrecer mejor los detalles que consideramos más interesantes, adaptamos la foto a nuestro formato del blog, lo que queda indicado con la pequeña figura del mareómetro.

miércoles, 6 de noviembre de 2013

EL Nº 16 DE CUADERNOS PORTUGALUJOS.



Esperamos que dentro de 15 días “la gente del mareómetro” pueda recibir el nuevo número de Cuadernos Portugalujos, junto con la invitación para la presentación del nº 20 de la Colección El Mareómetro, y su entrega de ejemplares en el HOTEL, los días 25 y 26 de este mes, lunes y martes.
El índice de este ejemplar nº 16 de Cuadernos Portugalujos, es:

El primer barrio obrero de la Villa. Apuntes para la historia de Azeta.
Cuando Víctor Chávarri montó en cólera.
La casa de Ibarreta en La Canilla.
Fotografía de Gustavo Gillman Bover (1902) a doble página.
Sagas portugalujas: La familia García-Borreguero.
Una regata singular en la ría (1891).
Bar-Café Siglo XX, el establecimiento más antiguo de la Villa.
Fondos fotográficos: Real de Asúa, Gutiérrez de la Monja, y García-Borreguero. Novedades bibliográficas.

Todo él como es habitual, profusamente ilustrado con unas 70 fotografías.

A partir de la presentación del libro, ya en diciembre, los portugalujos en general podrán disponer de un ejemplar en los sitios habituales como son, principalmente, la Biblioteca Municipal o el Centro Cultural Santa Clara.


martes, 5 de noviembre de 2013

PORTUGALETE AÑOS 50


 Hoy presentamos una foto procedente de los archivos de la Autoridad Portuaria de Bilbao, que nos ha surgido entre las fotos del Muelle de Hierro.
Nos resulta curiosa pues no lo recordábamos exactamente y quizás alguno nos aclare su función. El que dirige este blog tendrá quizas alguna cosa buena, pero esta no es precisamente la memoria.

Para ayudar y completar el recuerdo presentamos bajo estas líneas una vista desde Las Arenas, procedente del archivo de Cheché García-Borreguero.


lunes, 4 de noviembre de 2013

EL Nº 20 DE LA COLECCIÓN EL MAREOMETRO EN IMPRENTA


 Con el comienzo del mes de noviembre entra también en imprenta el nº 20 de nuestra Colección El mareómetro, dedicado a Portugalete. Las dos primeras décadas del siglo XX.
Este libro se presentará el martes 26 de noviembre, a las 7 ½ en el Hotel Puente Colgante como ya viene siendo tradicional.
Consta de 300 páginas, con 425 ilustraciones, que no dudamos que será del agrado de los portugalujos pues nos muestra cómo era la Villa hace un siglo.

Con este número nos hemos visto en la necesidad de hacer una reflexión en nuestra trayectoria. Las publicaciones “del mareómetro”, no son fruto de la labor editorial de una empresa al uso, sino al entusiasmo de un muy reducido grupo de portugalujos que con el respaldo de más de 700 suscriptores van dando a la luz aspectos de nuestra historia local que sino estarían abocadas al olvido de las siguientes generaciones.
Pero a este pequeño grupo de portugalujos, a los que ofrece cobertura legal la Fundación El Abra, no se les puede exigir que tengan una estructura burocrática, administrativa o de distribución, sino que como ya lo hemos expresado otras veces debe ser la colaboración de los suscritores la que cubra estas lagunas.
Por eso debe ser “la gente del mareómetro” la que se preocupe de recoger su libro, salvo que tengan señalado el envío por correo, tanto los dos días del Hotel, como en SURPOSA, Santa María nº 1, que colabora desinteresadamente con nosotros. Y deben ser ellos, si quieren seguir formando parte de este colectivo, los que se preocupen de notificar cambios de domicilio o domiciliación bancaria, pues nosotros no podemos perseguir devoluciones envíos, o de recibos, por lo que su reincidencia o falta de interés hace que les demos de baja automáticamente.
Esto ha hecho que decidamos también no distribuir libros para su venta en las librerías, ya que nos exige un control de libros en depósitos y entregas y recogidas, para lo que no estamos preparados.
Como solo hacemos una tirada de 800 ejemplares, de los que 28 (sin numerar, alfabetizados) van dirigidos a colaboradores y compromisos establecidos, tenemos que anunciar que los libros solo van dirigidos a suscriptores, aunque todo el mundo los podrán consultar y descargar gratuitamente de nuestra web de Internet. Como el goteo de nuevos suscriptores no cesa también consideramos que es de interés disponer de algunos números atrasados para ellos.