jueves, 29 de enero de 2015

EL MAREOMETRO Y LA DESAPARECIDA TORRE DEL PILOTO



Al hilo de la foto de ayer, traemos hoy otra de la torre del piloto mayor de la barra, en este caso perteneciente a los fondos de Juan Antonio Cortés, que serán expuestos en una exposición fotográfica en colaboración con el ayuntamiento de Portugalete y el de Burgos, ya que dichos fondos fotográficos pertenecen a este último y es quien nos los ha cedido. Se confeccionará un número especial de Cuadernos Portugalujos, donde se recojan todas las fotografías, a manera de catálogo.
La foto de gran calidad corresponde a una de las visitas que realizó dicho fotógrafo en setiembre de 1896, con la torre junto al mareómetro en el momento de salían por la barra (que ya había perdido su gran peligro) dos buques. El rompeolas de Santurce estaba sin acabar y el contramuelle de Algorta tampoco existía.
Durante siglos desde esta torre, daba las instrucciones convenientes a los buques que entraban y salín, el Piloto Mayor de la Barra, luego llamado Practico Mayor.
La torre disponía en su interior de una escalera de dos tramos por la que se subía a la zona alta, desde donde con un mástil dotado de movimiento vertical y horizontal apuntaban a los buques el lugar a donde debía dirigir su proa.
La construcción del muelle de hierro con su faro en la Punta, hizo que perdiera su utilidad, por lo que en la primera década del siglo XX, como dijera Ramón de la Sota y Aburto, “la ira exaltada de los destructores de reliquias históricas cumplió aquí también su cometido derribando el pequeño edificio. Decían que la torreta estorbaba, cuando en realidad lo que estorbaba era la ignorancia de sus destructores”.


miércoles, 28 de enero de 2015

LA ANTIGUA TORRE DEL PILOTO MAYOR DE LA BARRA EN EL MUELLE NUEVO



En una entrada anterior recogíamos una foto del balneario de la playa, de los fondos de José Mª Arriola, que decíamos que llevaban la firma de LUX, con los restos de los muros de la antigua batería del Cuervo, donde luego se edificó el palacio de Chávarri.
La foto de hoy corresponde a un detalle de otra foto, ya conocida, tomada desde Las Arenas, que también reproducimos de los citados fondos, aprovechando su tamaño y la firma LUX, con algunos retoques. A pie de foto escrito a mano se lee 1865.
Está claro que Manuel Torcida, LUX, que llegó a Bilbao en 1893, no pudo sacar estas fotos que llevan su anagrama, y que sería su estudio el que las recuperaría, retocaría y comercializaría ya en las primeras décadas del siglo XX.
      La foto nos muestra el muelle Nuevo rematado por la torre del piloto mayor de la barra, construida en 1824, desde donde se prestaba el servicio de señales a los buques en su entrada y salida por la barra de arena que se encontraba enfrente. 
Esta imagen empezaría a cambiar en 1881 al comenzar la obra del Muelle de Hierro.

En ella se aprecia, aunque no muy nítido, el lienzo del muro de la batería de Campo Grande, de la que hablamos ayer.

martes, 27 de enero de 2015

EL CHALET DE MAZAS Y LA BATERÍA DE CAMPO GRANDE


 Si ayer utilizábamos una foto de LUX para recordar a la batería del Cuervo, tras el balneario de la playa, hoy recurrimos a un detalle de una foto del Archivo Municipal de Burgos de los fondos de Juan Antonio Cortés, quien desde la playa, en 1896, dirigiendo la cámara en dirección a Santurtzi, recogía la imagen del Chalet de Mazas y a continuación los muros de la antigua batería de Campo Grande.
El Chalet de Mazas estaría en la zona del terreno que actualmente ocupa el palacio de Oriol y tras él, en el paraje de Campo Grande, manteniendo todavía hoy su nombre, se construyó en el siglo pasado, un chalet.
La batería de Campo Grande se levantó en 1641 y disponía de un largo parapeto construido “de cal y canto” con sus troneras desde donde se defendía la entrada del Abra. En el libro correspondiente de la “Crónica de la historia de Portugalete” de la colección El mareómetro, se reproduce un plano de la misma con sus cañones y en su descripción se dice que estaba “entre Portugalete y S. Turce, apegado al Camino Real; conviene por ser paraje muy preeminente y donde a poco riesgo se puede hacer gran daño al enemigo”.

Bajo estas líneas una recreación que nos hizo, tomando los citados planos, Goio Bañales.


lunes, 26 de enero de 2015

FOTOGRAFÍAS DE LUX EN LA BIBLIOTECA DE JOSE Mª ARRIOLA



Referente a la visita que hicimos a la biblioteca de Jose Mª Arriola, queremos hoy centrar nuestra entrada en un lujoso tomo de láminas fotográficas de gran tamaño, algunas referentes a Portugalete y que con algunos retoques manuales de tinta negra llevaban la firma de LUX, como se puede ver en esta foto que hicimos con nuestro teléfono, del antiguo balneario de la playa del Salto.
Dada la fama de este fotógrafo montañés, llamado Manuel Torcida, que llegó a Bilbao en 1893 y donde adquiriría gran fama falleciendo en 1928, nos llamó enseguida la atención porque muchas de las fotos que hemos reproducido en nuestros libros sin autor eran suyas.
Al igual que estamos haciendo ahora con los fondos del fotógrafo burgalés José Antonio Cortés referentes a Portugalete, creo que sería interesante agrupar todos los fondos de Lux correspondientes a la Villa, que están ahora dispersos.

Aprovechando esta foto queremos detenernos ahora en la parte superior de la fotografía que correspondería en esos años de final del siglo XIX a la antigua batería del Cuervo.
Su nombre quizás viniera del “camino del Cuervo” que iba por encima del acantilado y según el óleo de los bajos del ayuntamiento a dicha batería la cita como “Campo del Cuerbo. Batª de 4 piezas”.

Por lo que se decía en la Revista Pintoresca de las Provincias Vascongadas, de 1846, “esta batería, junto con las restantes de Portugalete, fue desmantelada después de la guerra de la Independencia” aunque parece que se volvió a artillar en 1827. 

domingo, 25 de enero de 2015

CORRIDA INAUGURAL DE LA PLAZA DE TOROS DE PORTUGALETE EN 1892



La semana pasada tuvimos el honor de que José Mª Arriola, suscriptor de nuestra Colección, que figura en sus estanterías, nos mostrara su prestigiosa biblioteca, donde no falta un apartado dedicado a Portugalete, la Villa de su esposa Rosa Lerchundi.
Al margen de que volvamos sobre lo que nos trajimos en nuestra cámara fotográfica, hoy vamos a detenernos en el programa de mano que se editó con motivo de la corrida inaugural de la plaza de toros de Vista Alegre en Portugalete en 1892, del que conocíamos el anverso y así se recoge en nuestro último libro, pero no el reverso con la descripción del programa.
Sobre dicha plaza que ya se hablaba de ella en el libro de la colección El mareómetro, correspondiente a los últimos años del siglo XIX, recogiendo los planos del arquitecto Casto Zabala, diremos que la construyó Bautista Manteca, y según la solicitud que presentó al ayuntamiento pidiendo subvenciones, era “espaciosa, capaz de contener unas seis mil personas, en el paraje denominado Vista-Alegre”.
Se trataba de dos corridas de toros, los días 24 y 25 de julio. El primer día se anunciaban que se lidiarían y estoquearían cuatro toros de “la reputada ganadería de la Sra. Viuda de Zalduendo, de Navarra”, a cargo del espada Juan Gómez de Lesaca, acompañado de José Peña (Peñita) de Sevilla, como sobresaliente, con los picadores  Agustín Molina, de Córdoba, José Cano, de Sevilla y Mariano Cortés de Madrid, y banderilleros y puntillero según se puede leer en la parte central del tríptico que recogemos junto a estas líneas.
Para completar la tarde se soltaban dos novillos embolados para diversión de los jóvenes que se lanzaran al redondel.
Al día siguiente se repetiría el mismo espectáculo, con el único cambio de la ganadería que sería de Dª Carlota Sánchez, de Terrones (Salamanca).

Las sesiones eran amenizadas por “una brillante banda de música”.

viernes, 23 de enero de 2015

LA IMAGEN DE SAN JUAN REGRESA A LA BASÍLICA



La Asociación de Amigos de la Basílica, que nos anuncia el cambio del día de su Asamblea Anual al 4 de febrero, a la misma hora de 7 y 7:30, en el Centro Cultural Santa Clara, nos envía la siguiente noticia:

Tras un azaroso periplo de cerca de 48 años, los restos del paso de San Juan han cobrado nueva vida gracias al callado trabajo de la Asociación de Amigos de la Basílica.
Engarzados en un nuevo cuerpo y rescatados de la ruina y el olvido, han vuelto a vestir sus tradicionales ropajes y desde hoy regresan a su viejo hogar.
Las generaciones de Portugalujos que en épocas pasadas le dispensaron sencilla devoción, hoy sentirán la visita de la nostalgia, al recordar aquellos tiempos de juventud que hoy nos parecen tan lejanos. Verdaderamente, el mundo ha cambiado mucho desde entonces, pero en la Villa, todo el mundo se siente orgulloso de su historia y sus tradiciones y este reencuentro va a servir para ponerlo de manifiesto.
Durante unos días la imagen permanecerá expuesta en la capilla de San Antonio para que los portugalujos que lo deseen puedan recordarla y disfrutarla. Más tarde San Juan pasará al museo de la Basílica, donde compartirá su presencia con otros mudos testigos de la historia parroquial.


jueves, 22 de enero de 2015

JUAN ANTONIO CORTÉS Y EL PORTUGALETE DEL FINAL DEL SIGLO XIX



Hace ya unas semanas dimos a conocer la existencia de una serie de fotografías de final del siglo XIX de Juan Antonio Cortés en el Archivo Municipal de Burgos.
Hoy gracias a la amabilidad de su Directora, Milagros Moratinos, que ha puesto a nuestra disposición todo el material existente, con sus correspondientes fichas con sus fechas, podemos empezar a trabajar para darlo a conocer en Portugalete, quizás a través de una exposición con un número especial de Cuadernos Portugalujos analizando las imágenes que ya de por sí son elocuente memoria de nuestro pasado.

Como se dice en la web del ayuntamiento de Burgos, Juan Antonio Cortés (1851-1944), burgalés nacido en Bayona, dedicó su vida al arte con una gran versatilidad. Pintor, ilustrador, restaurador, docente…, estuvo familiarizado desde su infancia con la fotografía. La fascinación que despertó en él la veracidad de las imágenes trazadas por la luz, le llevó al manejo de los modernos "aparatos de retratar" realizando gran cantidad de tomas relacionadas con el arte, sus seres queridos, la ciudad de Burgos y otros ámbitos urbanos a los que viajó. Este legado se convierte en un patrimonio cultural al servicio de la ciudadanía gracias a la compra, en el año 2005 por parte del Ayuntamiento de Burgos, del Fondo Cortés y su depósito en el Archivo Municipal, con el compromiso contraído con la familia del autor para dar a conocer su legado.
Sus fotografías fueron de temática paisajista y social, con un gran talento para los detalles de indumentaria, destacando sus excepcionales marinas, fruto de sus numerosas visitas a la costa cantábrica.

Por sus fotos (un total de 44) vemos que visitó la Villa, Santurtzi y Las Arenas, en diversas ocasiones en la década de los años 90 del siglo XIX, sintiéndose atraído por el mercado de la plaza con sus aldeanas, los bañistas en las playas, los paseantes por el Muelle, o la entrada de la barra con su torre del piloto, el muelle de hierro y la entrada y salida de barcos. En sus fotos aparecen los fuertes de San Roque y Campanzar, así como los muros de las baterías de Campo Grande.

miércoles, 21 de enero de 2015

LOS MEJORES ACUARELISTAS DEL ESTADO SE DAN CITA EN PORTUGALETE


 El próximo sábado, por la mañana, se inaugura en los amplios salones del Gran Hotel Puente Colgante, una gran exposición de 50 acuarelistas, entre los que se encuentran los mejores que actualmente existen en España.
Como todavía hace unos meses que murió el más emblemático acuarelista portugalujo, como fue Echarte, consideramos que bien podría servir como homenaje en recuerdo de su persona.
Por ello una de sus acuarelas, la que recogemos bajo estas líneas, abrirá la entrada del gran salón que el Hotel dedica a esta magna exposición, así como el libro catálogo con los 50 artistas, en que se recoge también un recuerdo a lo que fue su obra y su vida.
Dado que la exposición estará unas semanas volveremos sobre el tema ya que la “gente del mareómetro” tendrá un día para recordarle y rendirle un homenaje póstumo. 


martes, 20 de enero de 2015

PERU GALINDEZ VALLEJO (1891-1971)



La ficha que hoy nos presenta el periódico enportugalete.com es continuidad de la anterior dedicada a su madre María Vallejo.
Sobre este personaje y su velero Saltillo ya dedicamos unas paginas en uno de nuestros números de Cuadernos Portugalujos.
Recordemos que fue su abuela Prisca Arana, que destacó por sus acciones benéficas, quien levantó en 1892 en un terreno en el acantilado sobre la playa, junto al palacete “El Salto”, que su hermana había construido dos años antes, otro más pequeño al que bautizó con nombre diminutivo de “El Saltillo”, trasladándose a vivir allí con sus dos hijos: María Vallejo, casada con Pedro J. Galíndez y Emilio Vallejo, casado con Sofía Real de Asúa.
Por los registros notariales vemos que Prisca, ya viuda y apoderada por su cuñado Francisco Martínez Rodas que vivía en “El Salto”, le compró al terreno a Víctor Chávarri y Salazar que a su vez se lo había adquirido a Casilda Iturrizar.
Los dos edificios Salto y Saltillo, fueron emblemáticos durante muchos años sobre la playa portugaluja que también era conocida por el citado nombre de “El Salto”.
Este nombre provenía de la caída que sufría desde el acantilado un pequeño riachuelo que regaba el huerto de la finca y que según contaba Jose Mª de Areilza, lo hacía fundamentalmente con las lluvias de primavera, cuando se convertía en una verdadera cascada al caer desde el acantilado a la playa. Según cuenta también, debió ser su abuelo el Conde de Rodas el que encauzó por tuberías el arroyo.
Es posible que si el primer palacio tomó el nombre toponímico de la playa por la citada cascada, al segundo, más pequeño, guardara relación con su volumen y ser mandado edificar por la pequeña de las hermanas Arana de la calle Santa María.
A este respeto es curiosa la explicación que se da en el libro Hogar Saltillo, 50 años de vida familiar, (2003) del que hemos tomado la figura de Peru Galíndez, cuando dice que Saltillo, “es el nombre que la gente daba a este edificio debido a una pequeña verja que la separaba de la playa y que los vecinos “saltaban” para acercarse a ella”.
Bajo estas líneas un detalle de una foto de José Luis Cortes, de la treintena que el Archivo Municipal de Burgos nos ha facilitado para dar a conocer la obra fotográfica de este personaje, que viajó a nuestra Villa en diversas ocasiones entre 1892 y 1896. En el acantilado entre los dos edificios queda marcado el lugar por donde caía el agua del citado arroyo.






lunes, 19 de enero de 2015

D. PABLO BENGOECHEA ECHEVARRIA (Durango 1918–Begoña 2008)


 Era un cura inquieto y servicial. Ordenado sacerdote en 1942, después de estar un año en la parroquia de Lamiako, se trasladó a Robledo de Chavela en la sierra madrileña, porque faltaban allí sacerdotes. Después se fue de misionero al desierto de Atacama, zona minera al norte de Chile, y, a su vuelta, le destinaron a la parroquia de Bolueta, de donde pasó a Portugalete como párroco de Santa María en 1961, sustituyendo a D. Angel de Chopitea y Múgica.
Le tocó aplicar la reforma litúrgica y la separación del poder político promovidos por el Concilio Vaticano II (1962–1965). Su actividad pastoral fue muy diferente de la ejercida por Chopitea. No era amigo de grandes solemnidades ni de procesiones masivas. En sus homilías hablaba a mil personas como si fuesen un grupo de cuatro. Trataba con todo el mundo, con los vencedores y con los vencidos en la guerra, con los de derechas y con los de izquierdas. No quería ser secuestrado por ningún bando. La parte de la población que había sido humillada y desprestigiada se encontró con un cura que les aceptaba sin obligarles a ningún “trágala”.
Esta equidistancia le trajo problemas con el alcalde José Manuel Esparza, nombrado en 1965, y con el obispado. Comenzó llevándose bien con el ayuntamiento de forma que en sus bodas de plata sacerdotales (1967) participó el alcalde. También estuvieron de acuerdo en el derribo de la Escuela del Campo y la construcción de la casa parroquial. Pero, cuando la parroquia suprimió las procesiones, Esparza escribió al Director General de Administración Local en Madrid D. Fernando de Ibarra: “Suprimieron la Procesión del Corpus, nada más que por no tener que invitar a las autoridades”. Ahí empezó el distanciamiento.
El obispo Pablo Gúrpide, también estaba en desacuerdo con D. Pablo y le castigó dos meses sin predicar porque desunía a la feligresía. Su respuesta fue que el pueblo ya estaba desunido, que los curas anteriores habían aumentado la desunión y que él intentaba un acercamiento a todos, sin prejuicios políticos. Todos los curas seculares de la villa le apoyaron.
Al final, cansado de polémicas, en 1973, pidió su traslado a una parroquia de Bilbao, lejos de las autoridades municipales. Fue nombrado párroco de la Inmaculada y luego del Pilar. Jubilado, pasó los últimos años en la casa de sacerdotes venerables de Begoña desde donde asistía como capellán a la clínica Virgen Blanca. Murió con 90 años. Le hicimos un homenaje, junto a Manolo el sacristán, en la parroquia de La Florida.
Tasio Munarriz



domingo, 18 de enero de 2015

CURIOSIDADES DE LA HISTORIA DEL CASCO VIEJO: LA CALLE DEL MEDIO HACE 130 AÑOS


 Ahora que tanto nos preocupa a todos el futuro del Casco Viejo, vamos a dar entrada a uno de los expedientes existentes en el Archivo Histórico Municipal, y que su responsable Roberto Hernández Gallejones, nos ha enviado como interesante.
Es importante, ahora que hacemos proyectos de futuro, conocer de donde venimos, nuestro pasado.
La fotocopia que nos envía corresponde a un expediente de los años 1884 a 1887, con los nombres de los vecinos de la calle del Medio “que se dedican a recibir huéspedes en sus domicilios y que están obligados a dar parte diario de la entrada y salida de los mismos a la referida Alcaldía, así como también de los que tienen establecimientos de bebidas, comidas, cafés, billares, casas de prestamos y prenderías”.
Llama la atención que había once tabernas, en los números 1, 12, 20, 24, 27, 28, 29, 31, 34, 36 y 38, así como tres confiterías, la de Francisco Urizar en el nº 3, Emeterio Busto en el nº 14 y Marcos Larrañaga en el nº 22. De este último ya hablamos en una entrada anterior y cómo sus sucesores fueron los Mendizabal, y de Emeterio Busto, sabemos que solicitó su apertura en 1864 cuando tenía arrendado un piso y tienda “en la casa recientemente construida por D. Máximo Carranza” según exponía.
Referente a los vecinos que recibían huéspedes en sus casas su número asciende a la treintena y algunos tenían también taberna donde se podía comer como el caso de Agustina Ojeda y Benito Olejaga, en el nº 12 bajo y primer piso, José Pujana en el nº 20, Manuel Urzay en el nº 28, Domingo Urioste en el 31 y Severo Urzay en el 38.

Como no disponemos de fotografías o grabados de aquella época hemos recurrido a una foto de hace unos 70 años y otra actual de las preciosas que nos ofrece Andoni a través de facebook.


jueves, 15 de enero de 2015

DESFILE DE CARROZAS Y DAMAS DE HONOR



Tras la foto de ayer de la reina de las fiestas y sus damas de honor en 1975, retomamos el tema ya que este desfiles solo se celebraron  algunos años.
En el Programa de Festejos venían las fotos del año anterior que hoy recogemos señalando los desfiles de carrozas como “un derroche de luz y color con ese esplendor fulgurante que ellas llevan siempre consigo”.

Debemos encuadrar esta noticia dentro de la época en que sucedió y que fue el año 1975, en que murió el General Franco.
En junio muere el alcalde José Manuel Esparza, a quien le sustituye Casimiro Ramón Esesumaga, con Felipe Llorca como delegado de Fiestas, quien en el Pregón anuncia que “ha querido aunar esfuerzos en colaboración con todas las sociedades portugalujas”. Sin embargo en estos últimos años de Franco, la contestación social había ido creciendo en todos los sectores de la sociedad, tanto partidos políticos, sindicatos o sociedades culturales. La gente que había trabajado en estas últimas, se empiezan a integrar en los nacientes partidos políticos, con lo que las diferencias ideológicas se trasfieren a ellas en donde siempre habían trabajado unidos contra la dictadura.
Los desencuentros por lo tanto entre sociedades afloran y se plantea la posibilidad de suspender las fiestas, como medio reivindicativo y contestatario ante el régimen. Se producen fuertes enfrentamientos que se saldan con una solución intermedia de participación en las mismas, pero con referencia a la inminente ejecución en setiembre de Txiki y Otaegi.




miércoles, 14 de enero de 2015

AQUELLAS FIESTAS DE 1975: 40 AÑOS NO ES NADA



El bar El Siglo del muelle Viejo, guarda en sus vitrinas numerosos trofeos de una cuadrilla que tuvo allí su sede: Gautxoriak.
Entre tantas copas y trofeos destacamos esta foto de sus componentes en 1975, o  sea 40 años más jóvenes, que no dudamos que a muchos les costará reconocerse.

Y recurriendo al Programa de Festejos de aquel año vemos a la reina de las fiestas y su corte de honor. También estas eran 40 años más jóvenes.


martes, 13 de enero de 2015

LA PASTELERÍA DE DOÑA MANUELA HACE 140 AÑOS



Dado la acogida que tuvo el tema de la confitería de la calle del Medio, Roberto Hernández Gallejones, ha investigado sobre este goloso tema en el Archivo Histórico, y nos aporta otro interesante apunte.
Se remonta al 1875, tras finalizar la guerra carlista con su famoso asedio, y lo sitúa en “el callejón que de la calle Santa María da al muelle Viejo”. Estas escaleras fueron la primera bajada que el centro del casco viejo tuvo hacia el muelle, antes de que se construyesen las edificaciones que actualmente inauguran los primeros números impares de la calle Santa María. Al construirse éstas nos encontramos que la que hacía esquina con estas escaleras tenía en su sótano, según se acostumbraba entonces, su bodega, que en esos años ya no se usaba y que dicha bajada no estaba muy limpia sino más bien llena de inmundicias.
Pues bien en lo que entonces era el nº 5 de dicho callejón, empezando por el muelle Viejo, hoy con el nombre de Travesía de Manuel Calvo, estableció su “establecimiento de confitería y pastelería” Dª Manuela de Castaños, a la sazón viuda.
Por los documentos que nos recoge Roberto, vemos que encargó la reforma del local al famoso maestro de obras Francisco de Berriozabal quien para adecuar el local a su nueva finalidad, entre las obras que efectuó estuvo el ampliar la ventana que serviría de escaparate.
La autorización del acuerdo municipal lo encabeza Bernardino de Icaza, entonces alcalde del que tuvimos noticias en el relato del Sitio que nos dejó Escorihuela.

Hemos ilustrado esta entrada con tres vistas de dicho cantón. La foto de la izquierda y la pintura de Rochelt, son de los años 70 del siglo XIX y la foto de la derecha de Eduardo Benito, con la sastrería de Busturi, de un siglo después.

Bajo estas líneas un foto actual de la puerta y escaparate de lo que hace 140 años fue o pudo ser la pastelería de Dª Manuela de Castaños.


lunes, 12 de enero de 2015

EL TURISMO Y LA RUTA DE LA LANA: LA PLAZA DE PORTUGALETE EN VALLADOLID



La creciente importancia turística de nuestra Villa, hace que estemos presentes en las principales ferias de este ámbito en la península, ya que es de donde proceden el mayor porcentaje de nuestros visitantes.
En la última feria de Valladolid, Portugalete ha tenido su propio stand, y es en la página revistur.com donde encontramos un artículo firmado por Sonia Vidal, que nos recuerda la existencia en dicha ciudad castellana de una plaza con el nombre de Portugalete.

“La Plaza de Portugalete, en pleno centro de Valladolid y peatonal, es un emblemático punto de la ciudad, aunque no siempre se ha denominado así.
La primera referencia que se tiene de la plazuela de Portugalete con este nombre esta fechada hace casi 225 años, pudiendo ser en 1788 cuando aparece por primera vez, conociéndose anteriormente a la zona como la calle de la Lavandería, ya que por allí pasaba uno de los ramales del río Esgueva. Este se cubrió, dejando una gran explanada en la que se construyó, un importante mercado denominado de Portugalete (1881) y que se convirtió en un gran referente para los vallisoletanos hasta que se derribó en 1974. El mercado de Portugalete fue construido para satisfacer, principalmente, las demandas de los propios comerciantes, que precisaban de un alojamiento para sus negocios. El origen del nombre de la villa vizcaína a esta plaza y mercado puede estar relacionado con la llegada y salida de mercancías que se llevaba a cabo con el norte de la Península y el resto de Europa, entrando y saliendo por el puerto de esta localidad vasca. Una de estas referencias históricas puede encontrarse en la denominada Flota de las Lanas, que partió en el siglo XVI hacia los Países Bajos con un cargamento de este material procedente de tierras castellano leonesas como Valladolid, Burgos o Palencia. Un intercambio mucho mas antiguo al mercado de Portugalete, pero que ya reflejaba la relación entre estas dos villas. Hoy en día, aún son muchos los portugalujos y vallisoletanos que recuerdan la existencia de este mercado y hablan de como se celebraba la llegada de cada cargamento. Un evento social que reunía a las gentes en torno al mercado y, en definitiva, casi un siglo de historia que hoy ya forma parte de la riqueza turística de ambas ciudades”.

Sobre esta plaza y su desaparecido mercado escribió Manuel Basas en un Programa de Festejos, que se puede encontrar en nuestra Biblioteca Digital Portugaluja.

domingo, 11 de enero de 2015

SAN ANTONIO Y EL CRISTO DEL PORTAL, EN LA BASÍLICA



Después de cerrar la última entrada dedicada a las Imágenes de la Basílica, recibimos de la Asociación de Amigos de la Basílica, la tradicional felicitación navideña con una fotografía del retablo de San Antonio, (supongo que el retraso no será imputable a ellos) así como una convocatoria a su ASAMBLEA GENERAL 2015, a celebrar el 6 de febrero a las 7 de la tarde en el Centro Cultural Santa Clara.

Como la misión de estas postales es ir divulgando el patrimonio artístico de la basílica, nos sumamos a ello añadiendo algunas notas sobre su historia.
La capilla de San Antonio, donde también se colocó modernamente el Cristo del Portal (lo hemos recogido a la derecha de la postal recibida), cambió de dueños a mitad del siglo XIX cuando el guipuzcoano Millán José de Vicuña, adquirió la mansión de los Salcedo en el Ojillo, que llevaba unida la posesión de dicha capilla. Este Vicuña que fundó una conocida familia portugaluja restauró la capilla y le colocó una verja que ya desaparecida llevaba la fecha de 1854.
Dicho retablo parece remontarse a los primeros años de la centuria de 1800, ocupa la pared lateral de la capilla como era tradicional ya que al arrodillarse frente a él se miraba también al altar principal.
Es de un cuerpo y tres calles, en mazonería neoclásica marmoleada, incluyendo también a las figuras de Santa Teresa y San José.
 El Cristo que ocupa el centro de la capilla, permaneció durante siglos en la ermita situada a la entrada de la Villa, en la Plazuela del Cristo, y luego estuvo más de 70 años abandonado en un rincón del coro.
Su antigüedad se remonta a los años en torno a 1500 y está considerado como una obra importantísima, quizás el cristo gótico flamenco más importante de Bizkaia.

Hemos añadido esta última postal a la carpeta de IMÁGENES PORTUGALUJAS ANTIGUAS, y aprovechamos para recordar que todas las fotografías se pueden consultar pinchando el logotipo que aparece a la derecha de este blog en su parte inferior.


jueves, 8 de enero de 2015

IMÁGENES PORTUGALUJAS ANTIGUAS. LA BASÍLICA DE SANTA MARÍA



Si tenemos que ir volcando todo nuestro archivo fotográfico a Internet, y lo agrupamos por temas, uno que no puede faltar es la vida religiosa de Portugalete, y su Basílica de Santa María.
La Asociación de Amigos de la Basílica que tiene publicados varios libros al respecto, puede disponer de él para incluir todas aquellas fotos que consideren necesario.
El libro Portugalete y su basílica de Santa María, tiene buenas fotografías de Jorge Lamas y Juan Flor, las cuales no las disponemos en su totalidad.

IMÁGENES PORTUGALUJAS ANTIGUAS. LA REVISTA NOVEDADES.



Una de las labores que hicimos desde la Fundación El Abra, ya hace años, fue encargar el escaneo de todas las fotografías sobre Portugalete que aparecían en la Revista Novedades de las primeras décadas del siglo XX, existentes en la Fundación Labayru, una parte de las cuales utilizaríamos en el primer libro dedicado a Portugalete en la fotografía. (1864-1930)
Las recogemos en esta carpeta en donde pueden tener cabida todas las procedentes de otras revistas gráficas antiguas y que posteriormente se pueden ir completando.


miércoles, 7 de enero de 2015

HERÁLDICA PORTUGALUJA: MARQUÉS DEL PUERTO, UN ESCUDO DESANGELADO



Continuando con el tema de la heráldica portugaluja, vamos a seguir con la denuncia del maltrato que han sufrido varios escudos nobiliarios de la Villa.
Toca el turno de analizar el de los Barrenetxea, sito en la calle Salcedo y que muestra su belleza incompleta a todos los transeúntes que bajan por la calle del Medio. A pesar de que la casa original donde se encontraba, fue derruida en 1982 para dar paso al edificio del Centro Cívico, el escudo se salvó de ir al vertedero, como sucedió con el muro que apareció en el interior de la zona baja y que posiblemente eran los restos de la muralla. ¡Qué desatino!, que una obra municipal se cargase un trocito de la historia de la Villa, pues bien pudiera haber lucido en el hall del edificio, transmitiendo la recia belleza de su portal y saeteras.
La ilustración superior muestra en el centro el escudo, dibujado a plumilla por Echarte, el original a la derecha y el actual a la izquierda, mientras cerrando esta entrada recogemos el edificio, según el cuadro de 1740 y durante su destrucción con la posible antigua entrada de las murallas, con dos pequeños apuntes de sus fachadas de Echarte y Kepa Maestre.
Esta casa, de gran superficie, iba desde la calle Carnicería (Salcedo), donde tuvo su entrada, hasta la orilla de la ría, a la que se accedía a través de los tres arcos de los soportales mediante unos escalones que desaparecieron al rellenar la plaza. Ya era visible en el citado cuadro de 1740, aunque más baja ya que en el siglo XX cuando se le añadió un piso y una buhardilla corrida. A su lado se encontraba el matadero, que entonces llamaban Carnicería.
Volviendo al escudo, debemos apuntar que la condecoración de la Real Orden de los Serafines de Suecia, que lo rodea, le fue concedida al bilbaino Joaquín Ignacio de Barrenetxea y Erkiñigo (1681-1753), primer Marqués del Puerto (1741). Esta condecoración creada en 1748, le fue concedida por Suecia, por su trabajo como Ministro Plenipotenciario de Fernando VI, entre 1741 y 1746. A partir de 1975, solo se otorga a jefes de estado extranjeros y a los miembros de la familia real sueca. Juan Carlos I es uno de sus titulares. La estrella de la Orden con el IHS (Iesus Hominum Salvator), pende de un collar formado por once cruces patriarcales y otros tantos serafines alados, que es una categoría de ángeles.
Como ya apuntábamos al hablar de los escudos colocados en el Centro Santa Clara, las condecoraciones, yelmos, leyendas, etc. forman un conjunto indivisible y no se deben separar del escudo original. Este muestra en lo más alto la corona de Marqués, que durante muchos años ha servido de colgador de cables de la luz y teléfono y el borde inferior presenta varios daños, seguramente producidos durante el derribo.
Siete de los nueve serafines rodean el escudo formado por cuatro torres, habiendo desaparecido el rostro de uno de ellos y completamente los dos superiores, de ahí el título de este artículo. Uno de ellos, reposa en el trastero heráldico en que se ha convertido el hall de Santa Clara y muestra los orificios de los soportes de los tendidos. Como en las otras piezas expuestas, nada se indica de su origen.
Una de las cuatro torres, al coincidir con la separación de los dos bloques, ha sufrido la rotura del tejado. Otra pérdida ha sido una de las dos orlas de la parte superior del borde del escudo. El escudo presenta en segundo plano, una cruz acolada como Caballero de Calatrava desde 1711, superpuesta a otra cruz de Malta de la que solo se aprecian en parte los brazos.

JOSE LUIS GARAIZABAL


martes, 6 de enero de 2015

LA LLEGADA DE LOS REYES A PORTUGALETE




Revisando el facebook encontramos diversas llegadas de los reyes a la Villa, desde los Rueda, en familia, por Carlos VII acompañados de bueyes, o entrando por delante de las piscinas (antes de que las trajeran), como es esta que reproducimos.
Por cierto que Esme recuerda que la primera cabalgata de Reyes que se celebró en Bilbao fue en 1934, y la idea surgió de la recién creada Radio Emisora Bilbaína con el apoyo del Club Deportivo,la Sociedad Ciclista y la Txapel Gorri.

domingo, 4 de enero de 2015

EJERCICIO 2014 DE LA FUNDACION EL ABRA: RINDIENDO CUENTAS



Un año más la Fundación el Abra editora de la Colección El Mareómetro y de los Cuadernos Portugalujos, que utiliza este blog como medio de comunicación, presenta sus cuentas, que son tan sencillas y trasparentes que entran en la imagen que encabeza esta entrada.
Podemos remitirnos a lo que decíamos hace un año, el 2 de enero, para repetir nuestra actuación un año más, y que hasta en los números de nuestras cuentas son similares. Para comparar esta realidad ofrecemos también los resultados del año anterior 2013. 
Análisis por apartados:

A) Colección El Mareómetro, financiada por los 700 suscriptores que pagan 20 euros por cada libro.
El costo de la imprenta así como los ingresos de los suscriptores se han mantenido, aunque los gastos que se le imputan han aumentado. Estos corresponden al apartado de correos, asesoría fiscal y los costos informáticos de dominios y alojamientos de la web.
El resultado de este apartado arroja déficit por segundo año consecutivo, por lo que exigirá reducir la tirada de 800 a 750 ejemplares y acometer la reforma de la página web para reducir su costo.

B) Cuadernos Portugalujos, financiados por la publicidad de contraportada, por lo que se reparten gratuitamente.
Tanto el coste limpio de imprenta como lo que se cobra (2.500 € por cada número de 2.000 ejemplares) no se ha modificado.
Los gastos que imputamos a este apartado (su envío al domicilio de los suscriptores de la Colección El Mareómetro, con sobres, etiquetas y franqueo, aprovechando para incluir el Saluda anunciando los Encuentros Portugalujos del Hotel) han aumentado, produciéndose otro déficit, que sumado al del año anterior hace que los fondos de la Fundación El Abra, estén por primera vez por debajo de los 4.000 euros y totalmente a merced de los pagos de nuestros anunciantes, que en los últimos números ha sido únicamente el Ayuntamiento de la Villa.

C) Los Encuentros Portugalujos del Hotel, que tanto éxito han tenido, tanto con el homenaje al Doctor Alday como en la entrega del premio, por segundo año, a la mejor foto dentro del apartado Imágenes Portugalujas Antiguas, no representan costos ya que el Hotel Puente Colgante, nos cede sus salones (pudiendo además entregar los libros) y el área de Cultura del Ayuntamiento colabora con la aportación de los trofeos.

D) Blog El Mareómetro.

De este blog, solo podemos anotar que gracias a nuestros colaboradores, goza de buena salud. Ofreció 267 entradas durante el año y el número de visitas sigue creciendo pues si los años anteriores fueron 79.000 y 85.500, en el 2014 han alcanzado la cifra de 93.000. Las redes sociales a través de las que también se nos sigue, habrán contribuido a ello, ya que por ejemplo en facebook que a principios de año teníamos 421 amigos hoy tenemos 788.

viernes, 2 de enero de 2015

EL COMIENZO DE LA URBANIZACION DE ABARO



Comenzamos el año con esta foto que supongo que será de finales de los años 50, cuando se empezó a construir en la zona de Abaro, entre la carretera a Santurtzi y la calle Mª Díaz de Haro.
Las edificaciones del muelle Nuevo estaban casi intactas, tras el Puente Colgante y la capilla de Santo Tomás, los amplios jardines de los Agustinos, antiguamente de la Viuda de Epalza, el palacio de Chávarri, medio tapado por el frondoso arbolado de sus jardines, el colegio de Santa María ya con su campo de fútbol trasero ….

Y en el centro, casi sin urbanizar sus accesos, las nuevas viviendas todavía con bajas alturas, comienzo de un brutal desarrollo urbanístico de la zona.