lunes, 13 de febrero de 2017

ESCUDOS DE LAS ÓRDENES Y CONGREGACIONES RELIGIOSAS DE PORTUGALETE (6): INSTITUCION JAVERIANA



La historia del centro que todos los portugalujos conocemos como Javerianas, nace en 1914, cuando una mujer adelantada a su tiempo, Dª Fernanda de Carranza inaugura la Escuela Dominical con la finalidad de instruir gratuitamente a las jóvenes del municipio y pueblos de los alrededores que por su edad, posición y ocupaciones, no podían obtenerla en los centros oficiales ni en colegios particulares.
Adosado al edificio, se construyó en 1920 un chalet de tres cuerpos que fue donado a la Institución Javeriana en 1954 con el fin de que continuaran su obra. Desde entonces han formado a miles de jóvenes en administración y formación profesional.
Supongo que después de la publicación en este blog, en 2010, de la foto de Dª Fernanda, la Institución habrá colgado una copia o un cuadro en una de las paredes destacadas de la casa que les fue donada.
La Institución había tomado el escudo de Javier, localidad navarra cercana a Sangüesa. San Francisco Javier (Xabier o Xavier), señor de Javier, cuyos padres formaban parte de las familias ilustres en los tiempos de la conquista castellano-aragonesa del Viejo Reino en 1512, fueron  Juan de Jasso, señor de Javier, presidente del Real Consejo de los Reyes de Navarra, Juan de Albert y Catalina de Foix y su madre, la baztandarra María Azpilicueta, fue la heredera de la villa y del castillo en el que nació Francisco de Javier (1506), en cuya entrada figura el escudo familiar siguiente:

Su descripción es como sigue:
Fajado de una faja jaquelada de oro y sable de ocho puntos, el jefe de gules cargado de un creciente ranversado de plata sobrepuesto a otro mayor de oro y sable, la punta de plata. Bajo la faja un ceñidor de una sola fila de jaqueles de oro y sable contrapuestos a los de la "faja".

El edificio de la Plaza del Cristo portugaluja, tiene tres vidrieras que pocos portugalujos conocerán a pesar de estar en el mismo corazón de la villa y que me voy a permitir la licencia de añadir bajo estas líneas. Una, se trata de la vidriera de la planta baja de la torre en la que podemos ver un medallón con el año de su edificación, 1920, del que cuelga una guirnalda de hojas y frutos. Hace unos pocos años, una esquina, fue destrozada con una tapas de alcantarilla y posteriormente restaurada por una empresa catalana.
En uno de los descansillos de la soberbia escalera de madera, podemos ver dos escudos figurativos, que puede ser estuvieran destinados a los apellidos familiares: Carranza y de los Campos o simplemente que el arquitecto Santos  Zunzunegui diera libertad a la imaginación del maestro vidriero.
 
      JOSÉ LUIS GARAIZABAL FLAÑO

Fotografías de las vidrieras:
Jose Luis Garaizabal (2010) y




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada