jueves, 11 de mayo de 2017

IKUSGARRI, 50 AÑOS DE DEVOCIÓN POR LA DANZA




Este año cumple medio siglo de existencia el Ikusgarri Dantzari Taldea, de REPELEGA.

Para festejar este cumpleaños, sus integrantes han preparado una serie de actividades, que ya se están desarrollando desde el inicio del año. Mañana día 12 y hasta el día 25, presentan en el Convento Santa Clara una exposición de indumentaria, instrumentos musicales y fotografías, el próximo mes tendrá lugar el festival anual por fiestas de San Cristóbal en Repélega que será otro de los puntos álgidos del programa, y todo culminará el 28 de octubre con una espectacular representación.


Emilio Xabier Dueñas, ex componente de Ikusgarri y Presidente de Zatak Herri Ondarea, nos recuerda estos 50 años del grupo:

Desde 1967 y durante varias generaciones, la danza y la música del país han sido los elementos transmisores de un colectivo afincado en Repélega: Ikusgarri Dantzari Taldea.

Pero Ikusgarri no es únicamente un grupo de danzas. Son las personas que han ido pasando por su seno y las que continúan, las que han impregnado su filosofía, cambiante por los avatares sociales, marcando el devenir mediante fases y pasos, algunos de ellos perfectamente estructurados.

Ikusgarri es un agente cultural con evidente signo dinamizador del barrio y divulgador del fundamento autóctono, el cual ha sabido potenciar estas facetas con una seriedad y rigurosidad como pocas. Danzas y melodías de los 7 territorios de Euskal Herria se dan cita en su más que extenso repertorio: desde la más que cercana “ezpatadantza” de Durangaldea, hasta las Kabalkadakde Luzaide; desde una sencilla “sagardantza” de Baztan, hasta la complejidad de pasos de las danzas de las Maskaradak de Zuberoa; o desde las danzas de la Rioja alavesa, hasta los “ttunttunak” del Valle de Erronkari.

Su salidas al extranjero llevando por bandera física la ikurriña y por simbólica la de Portugalete, han servido para catapultar la localidad, de la que se sienten cuerpo y espíritu de ella. Países como Hungría, Rumanía, Inglaterra, Italia, Portugal, Francia o Suiza, han visto pasear la imagen alegre de una juventud o de unos adultos que, a pesar de la edad, no han perdido el buen humor y el saber hacer en diferentes escenarios.

Sin embargo, esa difusión exterior, sobre todo realizada en los últimos años, no nos debe cegar de lo ininterrumpidamente ofrecido en Portugalete: la organización de las fiestas de San Cristóbal, desde el inicio de su fundación como asociación; la participación en la “bajada” de San Roque o en la Virgen de la Guía; la salida con Olentzero el 24 de diciembre; la enseñanza de danza a gente mayor: o la entonación de la canción de Santa Águeda. Estos, son solo algunos de los ejemplos de lo variado que puede resultar el tocar diferentes campos de la cultura… y eso sin contar las incursiones en el deporte o en la fotografía.

Quién iba a decir a aquéllos/as primeros/as componentes que, con esfuerzo y humildad y sin dinero lograron montar un grupo de danzas vascas ensayando en el antiguo poblado de BabcockWilcox por falta de un espacio cubierto, a lo largo de 50 años, el Patrimonio Material y el Intangible acumulado iba a ser tan importante como para repensarse en seguir otros, al menos, 50 más brincando y marcando pasos de danza por todas las esquinas del país.




No hay comentarios:

Publicar un comentario